Nellie Bly

5 de mayo de 1864- 27 de enero de 1922- Estados Unidos de América

En un pueblo de Pensilvania vivía una niña que siempre se vestía de rosa. Esa niña se llamaba Nellie.

Cuando su padre murió, la familia enfrentó tiempos muy difíciles. Nellie salió a buscar trabajo para ayudar a su mamá a pagar las cuentas.

Un día, Nellie leyó en un periódico local un artículo titulado “para qué son buenas las mujeres”. En ese artículo, se describía a las mujeres que trabajaban como “monstruos”, pues el autor creía que las mujeres debían quedarse en casa. Nellie estaba furiosa, así que escribió una carta arrolladora al editor del periódico.

El editor quedó impresionado con el estilo de escritura y le ofreció trabajar como reportera.

Nellie no tardó en demostrar que era una periodista de investigación muy valiente. Se mudó a Nueva York y entró a trabajar a The New York World, un periódico dirigido por un famoso hombre llamado Joseph Pulitzer. En una ocasión, Nellie fingió tener una enfermedad mental y logró que la internaran en un psiquiátrico sólo para exponer cómo maltrataban a los pacientes. Era una mujer intrépida, inteligente y compasiva.

El periódico le planteó un desafío. Julio Verne había escrito una novela llamada La Vuelta al mundo en 80 días. ¿Podría ella darle la vuelta al mundo en menos tiempo? Nellie tardó unas cuantas horas en hacer su maleta y subirse a un barco de vapor en el puerto de Nueva York. Viajó a un ritmo extenuante en barco, tren y hasta en burro. La gente apostaba a si lo lograría o no. Finalmente, setenta y dos días, seis horas y once minutos después, Nellie volvió a Nueva York. ¡Lo había logrado!

Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes- Elena Favilli y Francesca Cavallo – página 156- PLaneta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: