EPM pone en operación nueva infraestructura que fortalece el sistema de acueducto en el norte del Valle de Aburrá

EPM fortalece el sistema de acueducto en el norte del Valle de Aburrá con la instalación de nuevos tanques de almacenamiento de agua potable, la ampliación de la capacidad del transporte de agua y la modernización de los equipos para la producción del líquido, con el fin de mitigar los impactos que causa la variabilidad climática, aumentar la confiabilidad y garantizar la disponibilidad del recurso hídrico que exige el crecimiento urbano y el progreso del territorio.

Entre 2016 y 2024, EPM ha viabilizado 64 proyectos de infraestructura, con una inversión cercana a los 3 billones de pesos, que han permitido incrementar la capacidad de captación de agua cruda, producción de agua potable, su transporte y almacenamiento; así como las interconexiones que aumentan el respaldo y la confiabilidad en la prestación del servicio de acueducto. Entre los hitos del 2024 se destacan los siguientes:

Modernización de la planta de potabilización Manantiales

La modernización de la planta de potabilización Manantiales, ubicada en el nororiente del Valle de Aburrá, es uno de los proyectos más importantes de EPM para aportar a la seguridad hídrica. Las mejoras operativas que se han realizado y las que se tienen programadas hasta agosto de 2026 estiman una inversión aproximada de 240 mil millones de pesos.

La modernización de Manantiales incluye la puesta en operación de una nueva línea de producción de agua potable, denominada Módulo de Flexibilidad Operativa (Moflo), que aumentó en 830 litros por segundo la capacidad de producción de agua potable y, en momentos específicos de alta demanda, tiene la capacidad de incrementar la producción hasta 1.000 litros por segundo (1 m3/s). Esto representa llenar una piscina olímpica en tan solo 30 segundos o llenarla 10 veces en solo 5 minutos.

Esta mejora le proporciona a la planta Manantiales soporte y flexibilidad operativa, porque además de aumentar el caudal de la planta hasta en un 24 %, evitará que se afecte la disponibilidad del agua potable cuando se realicen mantenimientos y/o mejoras tecnológicas.

La modernización de Manantiales comprende otras mejoras operativas, como la reposición de equipos por otros de última tecnología que aportarán a los procesos de tratamiento y los sistemas de supervisión y control. Adicionalmente, se realizará el cambio de la tecnología de extracción de lodos en los sedimentadores actuales, por sistemas barre lodos más eficientes, incrementando la frecuencia de lavado de cada sedimentador de 30 a 120 días.

Mayor disponibilidad de agua potable para 250 mil familias del noroccidente de Medellín

Con el propósito de dotar de una mayor disponibilidad de agua potable al noroccidente de Medellín, EPM ha puesto en operación una tubería primaria de 6,4 kilómetros de extensión, que transporta hasta 1.200 litros por segundo desde la planta de potabilización Manantiales.

Esta tubería, conocida como red primaria Machado-Volador, tendrá en un futuro próximo una extensión total de 10 kilómetros y podrá transportar hasta 4.000 litros de agua potable por segundo (equivalente a llenar una piscina olímpica en 15 minutos), desde la planta Manantiales hasta el Aula Ambiental a la altura del Puente de Barranquilla, donde empalmará con las redes de acueducto que hoy son atendidas por la planta de potabilización La Ayurá. La inversión ascendió a 157 mil millones de pesos.

El aporte principal de esta nueva red al sistema de acueducto del Valle de Aburrá es que, una vez se haya concluido la construcción del tramo que se encuentra en desarrollo, permitirá surtir agua potable desde ambas plantas de potabilización, Manantiales y La Ayurá, fortaleciendo la continuidad del servicio de acueducto porque cada vez menos comunidades dependerán de las condiciones de un único embalse para abastecerse del vital líquido.

Nuevo tanque de almacenamiento y redes primarias en Bello

EPM finalizó recientemente las obras conocidas como ramal de conducción El Carmelo, que consiste en un tanque con capacidad de 5.000 m3 expandible en un futuro a 10.000 m3 en vidrio fusionado al acero, un kilómetro de red secundaria que conecta el tanque con el casco urbano del municipio y 2,6 kilómetros de redes primarias de acueducto. Estas obras se construyeron entre el barrio La Aldea y la vereda Potreritos, en el municipio de Bello.

La nueva infraestructura fortalece el sistema interconectado, la capacidad de almacenamiento y la flexibilidad operativa en el sector, garantizando así la confiabilidad en el servicio para 3.900 hogares. Las obras tuvieron un costo cercano a los 50 mil millones de pesos.

Notas y Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *