Ciudad Bolívar: ¡pura magia!

En el lenguaje cotidiano la magia está asociada al encanto. Antioquia es Mágica, el programa de turismo de nuestro departamento, es una iniciativa liderada por la primera dama del departamento, Claudia Márquez Cadavid, que busca posicionar y fortalecer los municipios antioqueños como territorios turísticos, no solo para consumo interno de los antioqueños sino para Colombia y el mundo, a través del desarrollo de mercados especializados, la instalación de capacidades territoriales y la promoción y el mercadeo, para que los visitantes vivan experiencias gratas y quieran volver.

De los 125 municipios de nuestro departamento, ya han sido incluidos 30 en esta estrategia. Ciudad Bolívar, mi pueblo del alma, es uno de ellos. ¿Qué significa esto para un municipio que no ha tenido vocación turística, que no es patrimonial y que no tiene gran experiencia en la “industria sin chimeneas”? Además de recibir unos recursos para fortalecer la oferta y ser mucho más visible entre los destinos turísticos recomendados, significa abrir la mente para entender que no solo de café vive el hombre y que tenemos muchos atractivos que, de tanto verlos, ya no nos asombran, pero que pueden ser magia para quienes nos visiten.

A propósito, el señor Alonso Monsalve Gómez, un hombre con experiencia, conocimiento y liderazgo en el sector turístico, dice: “El turismo es bueno para los pueblos si se mejora la calidad de vida de su población. Y es funesto si se le deteriora”. Es decir: También hay responsabilidad en los turistas. Bienvenido el turismo respetuoso, el que no atenta contra la tranquilidad ni las costumbres del lugar que visita.

Antioquia es Mágica reúne en tres sectores lo más interesante de nuestros pueblos: Saberes, talentos y vivencias mágicas, que van desde la experiencia gastronómica, agropecuaria y artesanal, pasan por los diferentes enfoques del arte y la cultura y llegan a las experiencias que se pueden tener gracias a la diversidad de cada municipio.

En Bolívar tenemos atractivos imperdibles. Menciono algunos: Recorrer la calle ancha desde la plaza de mercado hasta la plaza del pueblo, tomar tinto en las mesitas, visitar la iglesia de la Inmaculada Concepción, comer empanadas en la caseta escalera, subirá Cristo Rey para tener una vista extraordinaria del pueblo, ir a la casa de la Cultura y conocer la historia de la colonización y fundación del suroeste antioqueño. Disfrutar la naturaleza del eco parque los Farallones y la cascada Colecaballo. Y dependiendo del estado físico, escalar el cerro San Nicolás (son apenas 4.020 metros de altura). Además, tenemos eventos muy apetecidos a lo largo del año: las fiestas de la Piedra, el festival Entre Culturas, el festival de la Mula y el Café y las Fiestas del Arriero.

Tardear en la plaza es imperdible. El clima es soñado y la oferta de comidas incluye platos para todos los gustos y precios para todos los bolsillos. Al que pida más que le piquen caña.

Elbacé Restrepo… El Colombiano…octubre 2022

Notas y Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *