2022

Llega a su final un año con alegrías y adversidades, un año en el que muchos familiares y amigos cercanos partieron a la vida eterna. El 2021, finaliza dejando al bicho sembrando la angustia en el planeta, y al planeta lo deja con el caos que la tecnología, y la comodidad que genera va dejando con cada nuevo paso que da.

Pero, también se va dejando el gran reto de enfrentarnos con nuestras debilidades, con nuestros fantasmas. Se va dejándonos la posibilidad de regresar a la esencia, al respeto por nuestros semejantes y por nuestra casa, el planeta…la casa de todos

Ahora le damos la bienvenida a un 2022 expectante para todos, con la convicción de que sea el mejor de todos los años, lleno de sueños y metas por conquistar. Un año para compartir y disfrutar con la gente amada, para darle gracias a Dios por cada minuto de vida y para poner en sus manos la salud y el bienestar de todos. Vivir cada día como si fuera el último de nuestras vidas y perseverar en nuestros objetivos, sin permitir que nada ni nadie se interponga en ellos.

Llega el 2022, para recordarnos que somos nosotros los que hacemos la diferencia. Que tenemos la posibilidad de corregir los errores del pasado, las inequidades, las angustias y atropellos a nuestros semejantes, y al planeta. Somos los únicos capaces de caminar sobre un pasado, recorrer el presente, para trazar el futuro. ¿Pero cómo? Ofreciendo, como individuos integrantes de una sociedad globalizada, actos de solidaridad, actos de fe, de respeto, apoyo, grito ante la injusticia, perdón. Creando, dudando, resolviendo. Seamos, el grano de arena que ayude a mejorar la vida en el planeta y del planeta. Porque, todas las formas de vida… ¡merecen vida!

 “El hombre selecciona para su bien, la naturaleza lo hace para el bien común”… Charles Darwin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.