La tecnificación llega al campo de la mano de la ADR

El proyecto se busca transformar la realidad productiva de los campesinos, con el suministro de tractores, trilladoras y secadoras para la tecnificación del cultivo de arroz y la transformación de este cereal en harina.

328 familias campesinas productoras de arroz, pertenecientes a la Asociación Vegas Buen Futuro (ASOVEGAS), recibieron un banco de maquinaria para la producción de arroz en un área de 656 hectáreas en el municipio de Zaragoza, Bajo Cauca antioqueño. La maquinaria hace parte de un proyecto productivo por 2.032 millones de pesos aprobado por la Agencia de Desarrollo Rural, entidad adscrita al Ministerio de Agricultura.

El proyecto permitirá la producción de arroz blanco y la transformación en harina, gracias a la dotación de seis plantas de trillado, cada una compuesta por secadora, tractores, dos rastras de disco y dos rastrillos pulidores, entre otra maquinaria. La Asociación también recibirá equipos de oficina que contribuirán al mejoramiento de sus capacidades administrativas.

“La llegada de este proyecto al municipio de Zaragoza representa para la asociación ASOVEGAS una oportunidad de seguir creciendo como productores arroceros, porque con la tecnificación ya podremos tener, a futuro, nuestra propia marca de arroz. Yo creo que podemos llegar a una producción orgánica y tener una empresa que haga la comercialización en toda la región”, Afirmó Jamer Arrieta, representante legal de ASOVEGAS.

Este proyecto ayudará a mejorar, de manera indirecta, la economía de otras 1.013 familias campesinas de la subregión Bajo Cauca, ya que con la tecnificación del proceso se podrá suplir la demanda de arroz en los municipios cercanos. De esta manera se contribuirá al desarrollo de la región, a través de encadenamientos comerciales y circuitos de comercialización.

“Hoy estamos entregando un proyecto de agroindustria, que significa apoyar al pequeño productor de arroz mediante la mecanización y la industrialización. Estamos entregando trilladoras, secadoras y despigadoras en un número de seis unidades para seis asociaciones, pero también dos tractores con sus rastas correspondientes de arado y rastrillo para mejorar la eficiencia en el uso del suelo”, resaltó el presidente de la Agencia de Desarrollo Rural, Luis Alberto Higuera Malaver.

Higüera destacó, además, que al apoyar al pequeño productor para que sea el dueño del producto transformado, se está haciendo la verdadera Reforma Rural Integral.

Mildred Díaz, campesina de la vereda El Cincuenta y aliada de la Agencia de Desarrollo Rural en este proyecto, dijo: “Esta entrega significa una importante transformación del proceso de producción, puesto que anteriormente el terreno se preparaba y se sembraba a palanca, mientras que hoy vamos a tener un tractor para arreglar el terreno”.

Los productores de arroz en el municipio de Zaragoza han venido presentando a lo largo de los años numerosos inconvenientes relacionados con los altos costos de producción y la baja rentabilidad, debido principalmente a la falta de aplicación de tecnologías que les permita dar valor agregado a la producción primaria. Es por esto que la implementación de este proyecto en el territorio representa una oportunidad para que las y los campesinos productores, al tecnificar su sistema, puedan obtener un producto de excelente calidad que pueda ser competitivo.

Notas y Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *