La Federación Nacional de Cafeteros entrega tres nuevas variedades de fríjol fortificado

Estas nuevas variedades representan una excelente alternativa para mejorar la nutrición tradicional de las familias cafeteras

Con tres nuevas variedades de fríjol que contienen alto contenido de hierro y zinc, tolerancia a sequía, plagas y enfermedades y mejor rendimiento en su producción que los fríjoles tradicionales. La Federación Nacional de Cafeteros busca que los caficultores siembren en terrenos aledaños a sus cultivos de café, como una alternativa que aporte a su seguridad alimentaria.

Estas variedades de fríjol se convierten en una alternativa para mejorar la alimentación y nutrición para las 548. 581 familias caficultoras de Colombia, quienes cultivan el grano cereza en 23 de los 32 departamentos del país.

“En los momentos en que hay renovación de cafetales, que es para mantener los cafetales jóvenes se aprovechen esos espacios que es para producir fríjol, y de esa manera tener un ingreso adicional”, manifestó, Álvaro Gaitán, director de Cenicafé

Esta liberación que se realizó en la Estación Experimental Naranjal de Cenicafé-FNC, en Chinchiná, Caldas, es fruto de años de investigación y del trabajo interinstitucional entre el Centro Nacional de Investigaciones del Café (Cenicafé) de la Federación Nacional de Cafeteros- FNC, la Alianza de Bioversity International y el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT) y Semillas Guerrero y Asociados S.A.

Los granos de estas tres variedades de fríjol, BIO103-SGA- BIO 105 SGA y la BIO 109 SGA, son grandes, su aspecto es atractivo, y son muy nutritivos: al consumirlos se cubre hasta un 39% del hierro y un 41% del zinc que necesitamos diariamente, aportando a los colombianos hasta 1,5 veces más minerales que los fríjoles convencionales.

«Buscamos el desarrollo de alimentos más nutritivos y ambientalmente sostenibles, con el propósito de aumentar la producción, comercialización y consumo de estos. Hacemos un especial énfasis en ampliar el acceso de las familias agricultoras a estas tecnologías, enfatizando en su seguridad alimentaria, además de la generación de ingresos en un contexto de agricultura sostenible», expreso, Carolina González, científica líder del Programa Cultivos Biofortificados de la Alianza Bioversity- CIAT

Fotos: cortesía

¿Dónde se puede sembrar?

Las nuevas variedades se adaptan al sistema de siembra en monocultivo e intercalado con el café y otros cultivos en la zona andina entre 800 y 1800 m.s.n.m.

Para obtener una mejor producción se recomienda sembrar e inicios de los meses lluviosos.

“Estas nuevas variedades representan una excelente alternativa para mejorar la nutrición tradicional de las familias cafeteras; así mismo, gracias a su alto potencial de rendimiento y buena adaptabilidad a las condiciones particulares de la zona cafetera, constituyen una fuente de ingresos adicional para el caficultor antes de obtener la primera cosecha de café” dijo Álvaro Gaitán, director Científico del Centro Nacional de Investigaciones de Café- Cenicafé FNC.

Notas y Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *