notas regionales

Entre las avenidas 1 de Mayo y Palacé, un edificio se destaca por sus redondeadas formas que simulan la proa de un barco. Se trata de La Naviera, una construcción de los años cuarenta que fue referente de la arquitectura moderna en Medellín y que ahora revivirá gracias a las obras que adelantará la Alcaldía de Medellín.

Se trabajará en la limpieza de la fachada (2.910 metros) con hidrofugado y mantenimiento de algunos elementos de piedra y revoques deteriorados, sellamiento de ventanerías, pintura de muros interiores, y renovación del octavo piso con nuevas redes eléctricas y de telecomunicaciones para 54 puestos de trabajo de la Agencia para la Gestión del Paisaje, el Patrimonio y las Alianzas Público Privadas –Agencia APP–

Igualmente, se instalarán 535 metros lineales de luces led programables con 16 colores para festejar fechas especiales y eventos, resaltar los atributos arquitectónicos y convertir la iluminación en un elemento de comunicación y puesta en valor del patrimonio construido del Centro tradicional.

“De la mano de la Universidad de Antioquia, la propietaria de La Naviera, vamos a poner en valor esta importante obra. Este proceso nos tomará cerca de tres meses para entregárselo a la comunidad y aportar al mejoramiento del entorno de la Plaza Nutibara”, explicó el director general de la Agencia APP, Rodrigo Foronda Morales.

La Naviera fue construida entre 1946 y 1949 por la oficina de arquitectura Viera, Vázquez y Dotheé como sede oficial de la empresa de navegación fluvial, fundada en 1920 por inversionistas antioqueños, que entró en quiebra en 1954. Desde entonces ha tenido distintos habitantes como Rentas Departamentales, la Fiscalía y, finalmente, fue entregada al Alma Máter de Antioquia.

Alrededor de la edificación se encuentran otros lugares emblemáticos como el Edificio B. Ortiz (Hotel Continental), la Central de la Cervecería Unión, el edificio Álvarez Santamaría y el Hotel y Residencias Nutibara, íconos de la arquitectura y el urbanismo moderno de la ciudad.

“La Naviera marcó la llegada de arquitecturas modernas a la capital paisa y otra manera de leer la ciudad. En una urbe que no tiene río navegable, aquí se tiene la sensación de estar en un barco porque en cada uno de sus ocho niveles se simula una cabina de mando”, destacó el antropólogo y miembro de la Academia Antioqueña de Historia, Víctor Ortiz.

Esta intervención, con recursos propios de la Agencia APP, es la primera acción física que se realiza luego de la firma del manifiesto para la consolidación del Distrito Cultural del Centro, el cual busca atraer más visitantes al corazón de Medellín, realizar actividades culturales y retomar las conversaciones sobre la memoria y la cultura, entre otras actividades.

“Queremos que el Centro tenga unas condiciones diferentes, tanto normativas como de apropiación por la ciudadanía. Gracias al trabajo articulado con el Museo de Antioquia, la empresa Metro, Corpocentro y la Alcaldía de Medellín podremos regular el uso de los avisos publicitarios, recuperar fachadas patrimoniales como esta y facilitar a la gente y a la población más vulnerable el acceso al arte y a la cultura”, concluyó la gerente del Centro, Mónica Pabón.

Publicado en NOTAS REGIONALES

La Universidad Pontificia Bolivariana es hoy un patrimonio de Antioquia y Colombia. Nacida en el corazón de Medellín, la UPB se proyecta hoy como una universidad con presencia activa en diversas regiones del país con sus seccionales en Bucaramanga, Montería y Palmira, además de su unidad de gestión en Bogotá.

De igual forma, desde hace 30 años, la UPB ha logrado llegar a las poblaciones indígenas del centro y sur del país, además de las comunidades afrodescendientes del occidente colombiano. Actualmente, el convenio IMA-UPB tiene sedes en Leticia (Amazonas), Toribío (Cauca), Puerto Asís (Putumayo) y Medellín; y ofrece programas de Licenciatura en Agroindustria y Economía, Etnoeducación y Desarrollo.

Este ejemplo de aporte social e incluyente, es soportado por una sólida oferta en diversas áreas del saber que ha consolidado la Universidad Pontificia Bolivariana en estos 80 años. 42 pregrados con 15 mil estudiantes, 103 especializaciones, 49 maestrías, 9 doctorados y 25 especializaciones médico quirúrgicas que enriquecen la formación de personas con sello bolivariano.

Con la Clínica Universitaria Bolivariana, la UPB le apuesta a proteger el don maravilloso de la vida, llegando en septiembre de 2016, al parto 55 mil en 13 años de funcionamiento de la Unidad Materno Infantil. Con el Colegio (en Medellín y Marinilla, Antioquia), es el futuro de la sociedad formado bajo la consigna y enseñanza del espíritu bolivariano.

Esta universidad católica, nacida desde la Arquidiócesis de Medellín en 1936, y que como institución recibió el sello pontificio en 1945, se preocupa por conservar y cuidar a sus estudiantes, esto con un programa de permanencia que la UPB ha fortalecido de forma integral con apoyo académico, sicológico, económico y hasta en alimentos a quienes lo necesitan. Este aspecto ha permitido que actualmente 1.396 jóvenes beneficiados del Programa Ser Pilo Paga estudien en la UPB, siendo la tercera institución en Colombia con más de estos jóvenes talentos.

En este trayecto de vida, es la Universidad Pontificia Bolivariana el espacio para analizar, investigar y solucionar problemas de la sociedad, trabajo al que se dedican los 103 grupos de investigación con sello UPB. De ahí se registran ya 9 patentes otorgadas y 30 en proceso de patentado, las cuales reafirman el compromiso con la ciencia, la tecnología y la innovación desde las aulas y laboratorios, además de la investigación con enfoque social hacia comunidades vulnerables.

La UPB es una universidad de docencia con énfasis en investigación. Fieles a nuestro nombre patriótico, le aportamos desde la ciencia por un país competitivo, aprovechando la riqueza de saberes, hemos enfocado nuestras fortalezas en temas como energía, TIC, salud, agua y territorio; y humanización y cultura, focos estratégicos de nuestro compromiso con Colombia.

Conmemoramos 80 años de fundación, y ya nos proyectamos y forjamos retos hacia nuestro centenario. Nuestra Universidad Pontificia Bolivariana, en palabras de nuestro Rector fundador Mons. Manuel José Sierra, seguirá siendo nombrada con orgullo por sus estudiantes, empleados, egresados y por la sociedad en general. Una universidad católica, de puertas abiertas, incluyente y que construye paz y forja país desde lo que mejor sabe hacer: educar. 

Publicado en 26-LINEAS
Lunes, 08 May 2017 15:46

Por La Villa de Los Caballeros

San Juan de Girón hace parte de la Red de Pueblos Patrimonio de Colombia. En total son 17 (Aguadas, Barichara, Ciénaga, El Socorro, Guadalajara de Buga, Guaduas, Honda, Jardín, Jericó, La Playa de Belén, Monguí, Salamina, Santa Cruz de Lorica, Santa Cruz de Mompox, Santa Fe de Antioquia, Villa de Leiva y San Juan De Girón)  los municipios, que por su arquitectura, historia y turismo son considerados como de bien interés cultural del país.

Fundado, el 15 de enero de 1631, por don Francisco Mantilla De Los Río, la llamada Ciudad Blanca, es uno de los 87 municipios que hacen parte del departamento de Santander. Llamado también “Monumento Nacional”, se encuentra a 7km de Bucaramanga y hace parte del Área Metropolitana  junto a los municipios de Floridablanca y Piedecuesta.

La tierra de Eloy Valenzuela, que fue camino obligado para conectar a Maracaibo- Santafé en tiempos de la colonia, se encuentra a 373 Km de Bogotá, y 390 km lo separan de Medellín.

Declarado monumento nacional en 1959 y de Interés Cultural el 12 de febrero de 1963. San Juan de Girón, hace parte de la Red de Pueblos Patrimonio de Colombia, iniciativa del Ministerio de Comercio Industria y Turismo, que con el apoyo del Ministerio de Cultura y el fondo Nacional de Turismo, busca potenciar el patrimonio cultural colombiano, material e inmaterial, proyectando mediante el turismo oportunidades de desarrollo y sostenibilidad de sus comunidades.

El sector histórico de la ciudad blanca, comprende 46 manzanas de casas coloniales, de paredes blancas, techos en caña brava, y tejas de barro, calles empedradas, puentes de calicanto (Obra hecha de mampuestos. Piedra sin labrar, de pequeñas dimensiones que se puede colocar en una obra con la mano y sirve de relleno), faroles, andenes y calles angostas, que recuerdan las casas de tipo español del siglo XVII hasta los inicios del siglo XIX.

El portal de la gloria, en todos y cada uno de sus lugares contiene pedazos de la historia de la lucha libertadora y cultura de la época. En La Villa de Los Caballeros, varias fueron las noches que el Libertador Simón Bolívar paso, La Mansión del Frayle fue el lugar donde se alojó, hoy es restaurante-museo. La Basílica Menor, replica de la iglesia Santa María Mayor de Roma, se levanta imponente en el parque principal, con sus cinco altares, dos naves laterales, ocho campanas, donde se dice, se oyen los ocho tonos del pentagrama. El Parque Peralta o de los enamorados. Una de las capillas más visitadas se encuentra ubicada en el parque de Las Nieves. Nuestra Señora de las Nieves, data de hace unos 400 años. Allí se encuentra la imagen Nuestra Señora de Las Nieves. La escultura tallada en madera y su rostro en bronce, se conserva dentro de un camarín.

La ciudad, que un 30 de julio de 1810 proclama su independencia, además de lugares históricos y calles que le meten de cabezas en parte de la historia de la Colombia colonial, tiene un rico y delicioso patrimonio gastronómico. La chicha de corozo, los dulces de mora, breva, cidra, además del cabrito al horno, la carne oreada lo acercara a la esencia de la ciudad blanca.

Pero si desea saber lo que el destino le tiene preparado, su última parada, será el parque principal, donde por algunos pesos una gitana Gironesa le contara cuál será su futuro y próximo destino.

Publicado en NOTAS NACIONALES