notas regionales

Medellín da un paso significativo para convertirse en la capital de la movilidad eléctrica en América Latina al poner a rodar taxis eléctricos por sus calles y de esta manera emprender una nueva acción para mejorar la calidad del aire y enfrentar el calentamiento global.

Desde hoy funcionan los cuatro primeros, gracias al proyecto de la administración municipal y Epm con el que se entregan incentivos económicos a los propietarios para reemplazar los más antiguos de la ciudad por vehículos cero emisiones.

“Antier mostramos los buses ciento por ciento eléctricos y hoy le damos la gran noticia a la ciudad y al país de que ya están rodando los taxis ciento por ciento eléctricos por Medellín. Son decisiones correctas para proteger el planeta y mejorar la calidad del aire y sobretodo la salud de las personas”,dijo el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez Zuluaga.

La compra y puesta en operación de estos por parte de propietarios particulares se da luego de la primera convocatoria en la que se publicó una lista de elegibles, de acuerdo con los requisitos, como tener una antigüedad mayor o igual a cinco años, operar con combustión interna, a gasolina o diésel y no tener sanciones de suspensión o cancelación de licencia de conducción vigente en el SIMIT y RUNT durante los dos años anteriores al momento de la inscripción.

“Más que una transformación o un cambio de tecnología, aquí lo que se da es un cambio cultural de que debemos cuidar el medio ambiente, que hay que contribuir con acciones claras frente al calentamiento global y que desde Medellín estamos aportando y que, por ello, será la capital de la movilidad eléctrica en América Latina”, añadió Gutiérrez Zuluaga.

Esta iniciativa contempla 1.500 taxis para la ciudad en los próximos tres años. Con cada uno se evitará, anualmente, la emisión de 13 toneladas de CO2 y de 0,1 kg de PM 2,5, lo que contribuirá a la mitigación del cambio climático y al mejoramiento de la calidad del aire.

Los carros cuentan con autonomía aproximada de 200 kilómetros. La carga lenta de cinco horas, genera un rendimiento del ciento por ciento. La carga rápida, que es de 20 minutos produce un funcionamiento de la batería de un 80 %.

Estos vehículos tienen un sistema de regeneración que permite que cuando van en descenso se puede recargar la batería y tienen mejor eficiencia subiendo lomas, comparados con otro tipo de carros. En pendientes alcanzan hasta 40 kilómetros por hora en 8 segundos.

“Con lo que está haciendo Medellín se puede hablar de una ciudad moderna, con buses y taxis eléctricos. La he recorrido durante ocho años en taxi y uno ve cuándo la gente quiere una ciudad verde, quiere a los árboles, a una quebrada o a un animal. Usar estos vehículos será una contribución de los ciudadanos con el medio ambiente”, expresó José Ricardo Cometa, propietario de uno de estos carros.

Los taxis eléctricos se suman a otras acciones que adelanta Medellín para convertirse en la capital latinoamericana de la movilidad eléctrica: recientemente llegaron a la ciudad 64 nuevos buses eléctricos que rodarán por los corredores de Metroplús. Además, se pondrá en marcha el Metrocable Picacho con la tecnología más moderna del país y ya la Administración Municipal cuenta con siete vehículos cero emisiones para la labor de agentes de tránsito. 

Ahora con los taxis eléctricos en la ciudad se avanza en el servicio de transporte sostenible, y se promueve la transición en a la movilidad eléctrica.

Publicado en NOTAS REGIONALES
Lunes, 04 Febrero 2019 22:00

Pequeños cambios

En el año 2018, el reporte ciudadano sobre las acciones realizadas para cuidar el medio ambiente en Medellín se mostró un crecimiento importante.

El aumento más significativo fue el uso de las bolsas no plásticas, pasando de 32 por ciento en el 2017 a 55 por ciento de los ciudadanos en el 2018. Este resultado muestra que la combinación de acciones pedagógicas y el uso de impuestos logra cambiar comportamientos de forma significativa en un tiempo más bien corto.

La pedagogía es un insumo básico para el cambio en la cultura ciudadana, pero requiere de acciones continuas que a veces son difíciles de lograr, por tanto, si solo se promueven cambios mediante ella se termina impactando apenas a grupos minoritarios que son más conscientes del efecto de su acción individual en lo colectivo.

Es por ello la relevancia de incluir impuestos para cambiar comportamientos que van en contra del medioambiente y de la sostenibilidad de los territorios. En coyunturas como el fenómeno del Niño, cada vez más frecuentes, se hacen llamados al ahorro del agua y energía, pero el problema es aún más complejo, pues el sobreuso de los recursos está haciendo inviable nuestro planeta. Pequeños cambios en cada uno de nosotros, vía mayor conciencia y otros mecanismos como los impuestos pueden hacer la gran diferencia entre tener futuro o no tenerlo.

Piedad Patricia Restrepo Restrepo, directora de Medellín Cómo Vamos. ADN, 23 de enero 2019

Publicado en 26-LINEAS

1.260 familias indígenas ubicadas en jurisdicción de Corantioquia, serán las encargadas de proteger el patrimonio ambiental en sus territorios, gracias a su inclusión en el esquema de Pago por Servicios Ambientales, PSA, bajo la metodología BanC02. Serán 11 mil hectáreas de territorio para conservación de ecosistemas estratégicos. Pero para lógralo es necesario realizar acciones que vayan en beneficio de las comunidades, y los territorios protegidos. “el reto está en poder afinar muy bien la metodología, que todos aprendamos como hacer este trabajo, porque todo tiene que ser concertado con cada una de estas comunidades indígenas. No solamente el esquema de poder caracterizar esos ecosistemas, sino sobre todo la destinación de los recursos para que redunden en mejor calidad de vida de esas comunidades, y en proteger el medio ambiente”, expresó, Alejandro González, director de Corantioquia.

Las 11 comunidades beneficiadas pertenecen a los resguardos Cristianía (Karmata Rúa), en Andes y Jardín; Hermeregildo Chakiama, en Ciudad Bolívar; Tagual La Pó, en Segovia; Pablo Muera y Vegas de Segovia, en Zaragoza; Carupia y Alto El Tigre, en Cáceres; Jaidezavi, en Tarazá; Los Almendros y Sohibadó en El Bagre; y Marcelino Tascón en Valparaíso.

El objetivo es contribuir a la conservación de ecosistemas estratégicos en 11 mil hectáreas de territorio para la protección del recurso hídrico, destacando el rol protagónico que tienen las comunidades indígenas en su relación con el patrimonio ambiental y el cuidado de los recursos naturales. “Principalmente inculcarles a los niños cómo cuidar nosotros los bosques. De esa manera con mucho amor”, manifestó Damaris Carvajal Carupia, del Resguando Indigena de Cáceres, una de las beneficiadas con el convenio.

La iniciativa es posible mediante convenio de asociación firmado entre la Secretaría del Medio Ambiente y la Gerencia Indígena del Departamento de Antioquia; la Corporación Autónoma Regional del Centro de Antioquia, Corantioquia; la Corporación para el Manejo Sostenible de los Bosques, MasBosques; y la organización indígena de Antioquia, OIA.

Con este programa que busca mejorar la calidad de vida de las comunidades beneficiadas, se invertirán 1.453 millones de pesos, mediante convenio firmado entre la Gobernación de Antioquia, Corantioquia, la Corporación MasBosques y la Organización Indígena de Antioquia - OIA. Es una compensación de alguna manera por esa labor que ellos ancestralmente han realizado en el cuidado y protección del medio ambiente” manifesto Lucy Rivera Osorio, Secretaria del Medio Ambiente del Antioquia.

En el Departamento, ya son más de 6 mil familias, de 70 municipios, las incluidas en los esquemas de pago por servicios ambientales. “Hay que reconocer que todo lo que se ha logrado con BanC02 ha sido gracias al trabajo interinstitucional que hemos realizado con las autoridades ambientales, las administraciones municipales y otras entidades que también se han unido, para esta oportunidad nos llena de orgullo vincular a las comunidades indígenas puesto que ellos están en constante interacción con la naturaleza, respetan su entorno y hacen todo lo posible para conservarlo” expresó Lucy Rivera Osorio, secretaria del Medio Ambiente de Antioquia.

Publicado en NOTAS REGIONALES
Viernes, 27 Abril 2018 01:45

Los Misioneros del medio ambiente

Para Luis Pérez Gutiérrez, gobernador de Antioquia, “Colombia está en deuda con los campesinos. Son imprescindibles, no solo para Antioquia, Colombia y el mundo. Este planeta no se puede concebir sin campesinos”, y lo dijo durante el inicio de pagos a las primeras 386 familias del total de 1.946 que hacen parte del esquema de pago por Servicios Ambientales BancO2. Antioquia, que entregó a Gobernación a través de la Secretaría de Medio Ambiente en convenio con el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, Cornare, Corantioquia, Corporación Más Bosques, EPM, Bancolombia y 32 municipios del departamento.

“BancO2, surge hace cuatro años en el oriente antioqueño, como una respuesta a una realidad que nos enfrentamos en el día a día de nuestras comunidades rurales y que la ley solamente planteaba para ese entonces una opción, y es la tala indiscriminada de bosque en su gran mayoría por la necesidad de subsistencia, la necesidad del mercado y la necesidad de los cuadernos de muchos de nuestros campesinos. Nosotros como autoridad ambiental teníamos un dilema, si seguíamos decomisándole la madera a los campesinos los seguíamos sancionando, multando, los seguíamos presionando o les buscábamos un alternativa que pudiera por lo menos compensar ese daño que ellos involuntariamente le estaban haciendo al medio ambiente”, cuenta Carlos Mario Zuluaga, Director de Cornare, acerca del origen del proyecto que busca reconocer la labor de los campesinos, que protegen el recurso hídrico en sus predios. La reflexión nació de una conversación con doña María Camila Escobar, de la vereda Natebaina, municipio de San Luis “ustedes se me acaban de llevar el mercado de los próximos quince días. Los grupos armados me desplazaron, el Estado me ayudó a retornar, ahora Cornare me va volver a desplazar”, cuando se le decomiso la madera de unos árboles que tenía como medio de subsistencia. Madre, viuda, víctima de la violencia, desplazada, ahora nuevamente desplazada, encontró en la tala su alternativa de sobrevivir. La respuesta fue BancO2. “Fue decirles, señores campesinos, ustedes tienen sus tierras, tienen sus fincas, han conservado y han protegido el agua y lo han hecho gratis. Les dijimos, les vamos a pagar. Y empezamos a pagarles por los servicios ambientales”.

El proyecto busca reconocer la labor de los campesinos, que protegen el recurso hídrico en sus predios a través de la remuneración económica que permita mejorar la calidad de vida de estas comunidades rurales. “Es mi pasión, no me provoca hacer otra cosa. Es un proyecto que nos aporta dinero para cuidar las cuencas hídricas”, manifestó Carlos Gallego, de la vereda Piedrahita, del municipio de Donmatías. Las familias que se vinculen, deben ser propietarias de predios que cumplan unas características específicas y estén ubicados en cuencas abastecedoras de acueductos veredales y municipales. Además de recibir incentivos económicos, las familias firman un acuerdo de conservación con el que se comprometen a realizar actividades sostenibles, acciones para la restauración de áreas degradadas y la conservación y protección del patrimonio ambiental.

Las familias beneficiadas reciben una remuneración que va entre los 40 mil y los 150 mil pesos por hectárea. Mensualmente reciben entre 300 mil y 600 mil pesos. El objetivo es llegar a 10 mil Misioneros del Medio Ambiente, como los llama el Gobernador del departamento, ahora son 6 mil los que hacen parte del proyecto, que tiene una inversión de 13 millones 573 mil pesos.

“Conservar y proteger los bosques con hambre, no existe, no es digno, no es justo, no es equitativo. A las comunidades hay que hacerles un reconocimiento por ese trabajo que hacen. El agua es vida, lo sabemos todos, el agua genera riqueza, lo sabemos todos, pero a los campesinos les estaba generando una carga y lo peor unas condiciones de pobreza que no es justo en medio de tanta riqueza”, dice el director de Corantioquia, es importante porque se reconoce y valora a los verdaderos guardianes de los recursos y estamos conservando a los que conservan porque entendieron que cuidando, cuidan su familia, su mayor riqueza.

Ahora el reto, es acercar a los jóvenes y para lograrlo, dice Carlos Mario Zuluaga “Lo que estamos haciendo es un tema de seducción a partir de la aventura. Hoy tenemos 35 rutas ecoturísticas, en las mismas fincas de ellos liderados por jóvenes. Los tenemos trabajando apicultura, los estamos visibilizando. Hoy estamos trabajando con familias campesinas en temas de flora y fauna participativa, lo llamamos Ciencia Comunitaria, con el instituto Humboldt. Son ellos los que están poniendo las cámaras trampa, son los jóvenes los que tienen Tablet para que hagan identificación de su flora y de su fauna. Son ellos los que están enamorados de su bosque. Y son ellos los que entienden que tienen allí una gran riqueza y que tienen una gran oportunidad. Son parte del proceso que se está dando desde BancO2”.

Publicado en NOTAS REGIONALES
Jueves, 22 Marzo 2018 12:59

Kioskos para la sostenibilidad

Postobón, y Kaptar, unieron esfuerzos y emprendimiento para contribuir a la gestión de residuos en Medellín y el área metropolitana del Valle de Aburrá. “Tenemos un compromiso con el planeta, somos líderes en sostenibilidad en Colombia y realmente el tema de las basuras es muy grave en nuestro país, y nosotros queremos contribuir a través de este sistema inteligente, Postobón Kaptar”, aseguró la directora de Sostenibilidad de Postobón, Martha Ruby Falla.

Para lograrlo la alianza instaló ocho puntos de reciclaje donde habrá máquinas y kioskos en los cuales la gente podrá depositar envases plásticos, cajitas de Tetra Pak y latas de aluminio, de esa forma acumular puntos que se recargan en el celular y recibir beneficios como cupones de descuento en entretenimiento, telefonía móvil, servicios públicos y restaurantes. Para lograr estos beneficios, las personas deben registrarse en cualquiera de los puntos, en el sitio web www.kaptar.co o descargando la aplicación móvil Kaptar disponible para el sistema Android.

En esta iniciativa Postobón invierte 183 millones de pesos y espera involucrar a más de 25 mil personas en el valle de Aburrá y recuperar por lo menos 10 toneladas de envases al mes que representan una reducción de huella de carbón cercano a las 24,2 toneladas equivalentes en dióxido de carbono.

Doña María Piedad Jaramillo, vive en el barrio Bostón, diariamente baja al centro de Medellín y tiene un compromiso, durante su recorrido, recoger las botellitas que se encuentra en la calle y cada vez que reúne diez, se acerca al kiosko y las deposita. ¿Pero por qué lo hace? “Porque en realidad el medio ambiente está muy deteriorado, muy maltratado. Entonces esto es un recurso muy bueno para colaborar con el medio ambiente y limpiarlo”. Pero, además dice, su salud es la gran beneficiada, porque caminar diario desde su casa hasta el punto de reciclaje ubicado en los bajos del edificio Coltejer, es una forma de hacer ejercicio.

Las máquinas y kioskos se encuentran ubicadas en puntos de alto tráfico de personas como el pasaje Junín contiguo al edificio Coltejer, Ruta N, los centros comerciales Puerta del Norte, Aventura, Santafe y Unicentro, la Corporación Universitaria Lasallista y la Terminal de Transporte del Norte. El material recolectado es gestionado por cooperativas que benefician a más de 700 recicladores de oficio.

Los proyectos sostenibles valen la pena, es un cambio de actitud, porque como lo asegura, Tomás Villamil, gerente cofundador de Kaptar “Los beneficios son muy claros, primero dejamos de contaminar con materiales plásticos las fuentes hídricas en aquellos lugares donde se han dispuesto inadecuadamente, por otro lado, el impacto al medio ambiente también viene porque reducimos la huella de carbono, porque tenemos que explotar menos cantidad de recursos para tener los mismos materiales circulando, porque sencillamente vamos a tener indefinidamente circulando una cantidad de recursos que nos permiten impactar positivamente el medio ambiente”. Y sin pensar en el beneficio que le otorga entregar diez botellas pet, doña María Piedad, espera tranquila en la fila, el momento para poder depositar los envases y contribuir como dice con el medio ambiente y limpiarlo.

Publicado en NOTAS ESPECIALES
Miércoles, 07 Febrero 2018 01:15

Un Pacto de responsabilidad social

El "Pacto por la Calidad del Aire" es un acuerdo voluntario promovido la Alcaldía de Medellín y el Área Metropolitana, y donde la entidades firmantes se comprometen a construir e implementar estrategias que contribuyan a mejorar las condiciones del aire y con ello favorecer el ambiente y la calidad de vida, y que encontró eco en empresas como el Grupo Éxito Promoción de movilidad sostenible, teletrabajo, reducción de kilómetros recorridos en transporte de mercancía, conservación ambiental y siembra de árboles son algunas de las estrategias con las que se comprometió la Compañía”, señaló Claudia Echavarria Uribe, Gerente de Asuntos Corporativos del Grupo.

La iniciativa partió de la Alcaldía de Medellín, la invitación fue para entidades privadas y del sector público. 66 fueron las instituciones entre entidades públicas, autoridades ambientales, gremios, la banca, el transporte, la academia, organizaciones sociales y medios de comunicación, entre otros, respondieron al llamado del alcalde Federico Gutiérrez Zuluaga y se sumaron con una serie de acciones medibles a corto y mediano plazo. 300 son acciones que le apuestan a mejorar las condiciones ambientales de Medellín y el Valle de Aburrá.

La primera aliada fue la Procuraduría General de la Nación, la cual el pasado 11 de septiembre le envió un comunicado al presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón, a través del cual solicitó que se disponga los mecanismos técnicos, administrativos y económicos, para el suministro de un diésel de máximo 10 partículas por millón de azufre y gasolina de máximo 100 partículas por millón de azufre, que permitan el uso de tecnologías más eficientes y menos contaminantes.

“El Pacto es un gran ejercicio de responsabilidad social”, expresó el director del Área Metropolitana, Eugenio Prieto, y a reglón seguido dijo “El pacto por el aire es la dieta del territorio para que podamos garantizar a nuestros hijos, a los hijos de nuestros hijos y a las generaciones venideras un valle limpio, respirable y con calidad de vida”.

A la fecha, Medellín avanza con acciones para mejorar las condiciones del aire, como la construcción de los corredores verdes y de 80 kilómetros de ciclorrutas; la siembra de más de 130 mil árboles en 2017, la intervención de 2 millones de metros cuadrados de zonas verdes en retiros de quebradas; el incremento de las hectáreas de cobertura boscosa; la restauración ecológica de 520 mil metros cuadrados; la intervención de 2 mil 400 metros cuadrados en muros verdes y el aumento a los controles de emisión de gases de vehículos.

Algunos de los compromisos acordados son: modernización de flotas, volquetas, camiones y vehículos de distribución; promoción de movilidad eléctrica; uso de energías más limpias en las operaciones industriales con gas natural, biomasa y electricidad; promoción de teletrabajo; y generación de estrategias para disminuir las emisiones contaminantes en procesos productivos.

Publicado en NOTAS ESPECIALES
Domingo, 13 Agosto 2017 13:18

SOS por los Bosques Andinos

Los bosques han sido víctimas del conflicto, y, deben ser parte de la reconstrucción”,  manifestó, Rubén Darío Guerrero, del Ministerio de Medio Ambiente. Y nosotros somos parte de la solución, es una tarea difícil más no imposible, si asumimos, con responsabilidad compromiso, con los 6,8 millones de hectáreas que aún quedan en el país, de los cuales en Antioquia existen 800.000 hectáreas de bosque. “Asumir la conservación ambiental como hecho cultural y de desarrollo social Es fundamental no solo para garantizar la sostenibilidad biológica y la supervivencia humana son también para construir la Paz en Colombia. Considera Luis Gilberto Murillo, ministro de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible. 

Y, es que los Bosques Andinos (Zonas de vida, cuyo énfasis son variables climáticas y la expresión de la vegetación) constituyen el ecosistema más extenso de los Andes Tropicales, y cumplen un papel fundamental en la regulación del clima, el agua y el suelo, mitigan la emisión de gases de efecto invernadero, además de servicios culturales. Alberto Bokkestijn, director regional del Programa Bosques Andinos, respecto a su importancia manifiesta, 70 millones de personas en América Latina dependen de los servicios ambientales brindados por estas extensas fuentes de energía natural, de ellos 34,5 millones en Colombia, un 70% de la población.

Hoy en el país muchos son los factores que tienen con un SOS los Bosques Andinos. I- La deforestación amenaza con el funcionamiento de los sistemas naturales. Las tierras son utilizadas para pastizales bien sea para la ganadería o para otros usos. II-La minería y los cultivos ilícitos que por años los grupos al margen de la ley y la falta de políticas, voluntad, responsabilidad social, han sembrado con malas hierbas el terreno III- El cambio climático, afecta el funcionamiento de los sistemas naturales. IV- Los incendios forestales. Así, para el 2050 Los BOSQUES ANDINOS serán solo recuerdo.

Pero a pesar de la amenaza que sigue sobre los bosques, acciones, como la restauración de áreas degradadas, trabajos de capacitación para las comunidades que habitan áreas protegidas o en recuperación, y pagos por servicios ambientales En Antioquia entidades como Corantioquia, Cornare y el Área Metropolitana, son las encargadas de, aplicar acciones y tomar medidas que permitan la recuperación, y conservación de los pulmones del planeta. Porque ellos y solo ellos son vitales para la conservación de la vida y el territorio. Y en nosotros, solo en nosotros, está la posibilidad de conocerlos, cuidarlos, respetarlos, preservarlos; porque en los bosques se encuentra la clave para la conservación del planeta.

Publicado en NOTAS ESPECIALES

“Un trabajo de mucha satisfacción, de mucha gestión, de trabajo. De generar confianza en la Corporación, pero lo más importante, cuando nos juntamos, cuando somos solidarios institucionalmente podemos mejorar las metas, y trabajar por la razón de ser de la corporación: mejorar el medio ambiente, pero con responsabilidad, con equidad, con juicio, pero ante todo con desarrollo para las comunidades más necesitadas”.  En estas palabras resume, el director general de Cornare, Carlos Mario Zuluaga Gómez, la razón de ser de la Corporación.

La entidad, reconocida por el DANE, como la primera en materia ambiental y desempeño, gracias a su clima organizacional y excelente servicio y transparencia en sus acciones, presentó su informe de gestión 2016, donde se destacaron 326 convenios interadministrativos y de cooperación por más de $44 mil millones de pesos, lo que le permitió a la entidad ofrecer solución ambiental a 26 de los municipios de su jurisdicción.

Pero además el director, destaca la alianza realizada con el Ministerio de Medio Ambiente, donde resalta dos proyectos: el primero Bosques de Paz, con recursos por 3mil millones de pesos, que tiene como objetivo realizar programas de restauración, conservación, mejoramiento de la zonas protectoras y productoras. El segundo dice son recursos (5 mil millones) para el componente de crecimiento verde y cambio climático. 

Pero lo más importante para Cornare, según su director es todo lo que tenga que ver con la educación ambiental, “porque todos los procesos, todo lo que haga la Corporación tiene que estar transversalizado con el cambio de cultura y por mejorar ese imaginario colectivo y ese actuar de la ciudadanía en los temas medioambientales”, para lograrlo se implementó la Catedra Ambiental, de la cual participaron cerca de 7000 estudiantes,320 docentes de 105 instituciones educativas de la región, “porque como lo medioambiental como transversal, definitivamente se da desde la escuela, desde la familia, y es una gran apuesta que tenemos desde la región”, expresa el sr Zuluaga Gómez.

Los proyectos que, desarrolla de la mano de las comunidades, es lo que enamora y motiva a la familia Cornare. Uno de más trascendentales para la Corporación es, BanCO2, (es el pago por servicios ambientales, que se le brinda a familias vinculadas al programa de protección de los ecosistemas) se viene realizando desde hace tres años, y de la cual se benefician 1000 familias del Carmen de Viboral. Gracias a la Ordenanza Departamental 072, en Antioquia se irán a beneficiar 10 mil familias, de las cuales 2000, serán del oriente antioqueño. Pero además en alianza con empresas, como EPM, Isagen y Fundación Natura se entregaron a 4.800 familias estufas eficientes. En su balance anual, igualmente el director resaltó, la recuperación y rehabilitación de 499 individuos de fauna silvestre, gracias al apoyo de alcaldes, Ejército, Policía Ambiental y la comunidad.

El gran objetivo de la empresa creada en 1983, es Construir país, y generar paz desde lo ambiental, en los 23 municipios del Oriente, 2 del Nordeste y 1 del Magdalena Medio antioqueño, donde la Corporación hace presencia de la mano de su mayor activo, sus funcionarios.

Publicado en NOTAS REGIONALES

Renting Colombia, Localiza Rent a Car y Empresas Públicas de Medellín ponen a disposición de ciudadanos y turistas 50 vehículos eléctricos con el fin de brindar una alternativa de transporte que sea amigable con el medio ambiente, para el mercado de alquiler de vehículos en la ciudad.

 

Actualmente en Medellín, se encuentran modelos como el Nissan Leaf, el Kia Soul Ev y el modelo E6 de la casa de origen BYD. 1.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2) sería la reducción en el ambiente en los próximos cuatro años.

 

EPM ha puesto al servicio de la comunidad dos Ecoestaciones de carga pública rápida, que están ubicadas en la glorieta de la avenida 33 y cerca del aeropuerto José María Córdova, en el municipio de Rionegro.  La empresa espera cerrar este año con un total de cinco Ecoestaciones de carga rápida y 30 puntos de carga lenta, ubicados en diferentes puntos del Valle de Aburrá.

 

La carga en las Ecoestaciones tiene una duración de 20 minutos, por su parte en los puntos de carga lenta la recarga es en un tiempo aproximado de 3 a 4 horas, según la capacidad del vehículo.

Con este tipo de iniciativas se contribuye a mejorar cada día la calidad del aire en nuestra ciudad.

 

Algunos beneficios de los vehículos eléctricos:

  • Utilizan energía limpia
  • Cada vehículo eléctrico evita la emisión de cuatro toneladas de CO2 al año y produce cero emisiones de partículas PM2.5
  • El precio de la electricidad es más económico y estable que el de la gasolina
  • Los vehículos eléctricos tienen exención de la norma del pico y placa
Publicado en NOTAS REGIONALES