notas regionales

Con el fin de contribuir con la calidad de vida de los habitantes del municipio de Ituango en el norte de Antioquia, EPM puso en servicio la nueva vía construida sobre la cresta de la presa del proyecto Hidroituango.

Antes del proyecto, los 190 km que separan a Ituango de Medellín eran un auténtico calvario, 12 horas de polvo y calor acompañaban a los sufridos viajeros. El puente de Pescadero, que desaparecería con el proyecto era eso “el puente” que conectaba el llamado “Emporio agrícola” y la capital de la montaña. Pero, además de la contingencia iniciada en abril de 2018, por las fuertes lluvias en la zona, el embalse subió de nivel rápidamente sobrepasando el puente ubicado 8km arriba del proyecto.

Sin puente para comunicar el municipio con la capital antioqueña, EPM diseño un plan que facilitaría el paso por las vías internas del proyecto posibilitando la marcha de vehículos particulares, de servicio público y comunidad y motocicletas. Y además con dos ferris, El De La Esperanza y de la Tranquilidad harían parte la solución temporal, para cruzar el Cauca. Para algunos el transitorio transporte se convirtió en un calvario, para otros fue esperanza y tranquilidad.

Sin carretera, y con la incertidumbre de un río que amenazaba con tragarse lo que encontraba a su paso, y seguir convirtiendo sus aguas en el cementerio que por años ha sido por cuenta de los grupos al margen de la ley, la comunidad se aferró al cachito de fe que les ofrecía la empresa dueña del proyecto.

Desde el 8 de noviembre, la comunidad disfruta de la nueva carretera, conocida técnicamente como Vía Sustitutiva, fue concebida en los diseños originales del proyecto energético inicia su recorrido en el puente sobre el río San Andrés, en el Valle de Toledo. Continúa por la central, hasta el lugar conocido como El Bombillo, para finalmente llegar al municipio de Ituango. “Este es el hito número 25. Es muy importante porque restablece la movilidad hacia el municipio de Ituango desde Medellín. La vía originalmente pasaba por el puente Pescadero. Cuando el embalse se llenará estaba presupuestado que el puente Pescadero se inundaba, y quedaría entonces el tránsito a través de esta vía por la cresta de la presa. Eso es lo que estamos entregando a la comunidad tal cual estaba diseñado originalmente el proyecto. Ya queda operativo en cuanto a movilidad se refiere”, dijo Jorge Londoño de La Cuesta, gerente general de EPM.

Para doña Olivia García, esta nueva vía es una bendición de Dios porque “Señorita, anteriormente era muy maluca porque esta carretera era un pantanero, una cosa horrible. Después de que ya pavimentaron, pues ya era más fácil. Imagínese que a mí me tocó salir de Ituango pa´Medellín a las 6 de la mañana y llegar a las 12 de la noche, esto era horrible, esto era horrible. Ahora esto es muy bueno, ahora esto es una belleza. Y es muy bueno porque ya tenemos esta carretera, mire esto tan bonito”, al referirse a la nueva vía de 23 kilómetros, que atraviesa la presa de un costado al otro

Desde la vía se pueden observar: la presa de 435 metros sobre el nivel del mar (msnm), el vertedero completamente operativo y el embalse. La estructura de la presa tiene 225 m de altura y 20 millones de m3 de volumen. Entre su pata aguas arriba y su pata aguas abajo su longitud es de 1 kilómetro. El vertedero es una estructura hidráulica destinada a propiciar el pase, libre o controlado del agua embalsada. De tipo canal abierto, es controlado por cuatro compuertas. El embalse, del cual se pueden apreciar sus primeros kilómetros desde la presa, tiene una longitud total de 78 kilómetros y un volumen de 2.800 millones de m3 de agua, en el nivel máximo de operación.

Para Ituango se abren nuevas oportunidades, se abren nuevos caminos para el municipio de vocación agrícola, y de una nueva vocación, la resiliencia. Sitiado por su estratégica posición geográfica, por los “chicos malos” que han sembrado el terror y el miedo en la comunidad. Hoy esa Comunidad que ha cosechado raticos de alegría y oportunidades, ahora celebran a rabiar. Esta luz de alegría. “Ya tenemos movilidad permanente, algo muy importante para nuestro municipio, que fue el inconveniente que nos dejó la contingencia ya termina. Y se abre una nueva etapa para nuestro municipio. Ya podemos transitar las 24 horas” manifestó Darío Álvarez Uribe, alcalde de Ituango.

En medio de la ansiedad, y el calor que azotaba a los invitados, el Alcalde y presidente de la Junta Directiva de EPM, Federico Gutiérrez, agradeció la solidaridad y comprensión de las comunidades, y resaltó “de las crisis se aprende y enfrentan nuevos retos y oportunidades”. Y recalcó aquí lo que hay es progreso y bienestar.

Ahora, no más porterías para Ituango, ahora camino directo a las oportunidades.

Publicado en NOTAS REGIONALES