notas regionales

Dar buenas noticias, en tiempos de pandemia, es entregar una bocanada de aire fresco a las comunidades y territorios. Brindar mejores oportunidades a distintos grupos poblacionales e incentivar las economías locales en los 80 municipios de injerencia de la Corporación Autónoma de Antioquia, es la bocana de aire fresco que las diferentes comunidades han construido, diseñado con el apoyo de CORANTIOQUIA.

Dice el preámbulo de la Constitución de Colombia que: “el Estado debe asegurar a sus integrantes la vida, la convivencia, el trabajo, la justicia, la igualdad, el conocimiento, la libertad y la paz, dentro de un marco jurídico, democrático y participativo que garantice un orden político, económico social y justo, y comprometido a impulsar a impulsar la integración de la comunidad latinoamericana”, Y como tal las entidades gubernamentales y privados deben propender por generar escenarios, estrategias con enfoques de inclusión, equidad, igualdad y participación de aquellos grupos vulnerables o discriminados de la sociedad, como mujeres, campesinos, adultos mayores, grupos étnicos, personas con movilidad reducida, desmovilizados, desplazados por el conflicto entre otros, todo dentro de ese marco de legalidad, igualdad y pluralidad que la carta magna exige.

En sus 25 años de trabajar con el corazón por el desarrollo sostenible, con el ser humano y para el ser humano, y como parte de ese compromiso que se trazó en la hoja de ruta que guía al país, La Corporación Autónoma Regional del Centro de Antioquia - Corantioquia adopto dentro de su plan de acción 2020-2023 La Política Pública de Inclusión Social, que tiene como objetivo el reconocimiento de la diversidad de actores y grupos poblacionales presentes en el territorio de la jurisdicción, garantizando la participación de la población vulnerable y de los diversos grupos poblacionales en los procesos contractuales y proyectos de la Corporación. “Es el deber como país generar oportunidades y desde Corantioquia queremos aportar ese granito de arena”, manifestó, la Directora General de La Corporación, Ana Ligia Mora.

Proteger y cuidar la naturaleza, su flora, su fauna, sus cuencas hídricas, los bosques, es cuidar la vida de todos, es cuidar las ZONAS DE VIDA. Ellos, los dolientes de la madre tierra, los que, de manera natural, con las uñas, con el corazón los encargados de cuidar y proteger las ZONAS DE VIDA, los que madrugan a cuidar lo que tiene cerca a su casa, de su finca, tendrán ahora, una semilla más para sumar a su labor de labradores y conservadores de vida.

“Queremos contratar en la medida de lo posible personas de la región, mano de obra calificada o no calificada, como los guardabosques, por ejemplo”, le comentó la directora Ana Ligia Mora, a Notas y Noticias. Para la directora de Corantioquia “Los guardabosques en Antioquia son esas personas que tienen una sensibilidad especial por el entorno donde habitan y donde se mueve, de alguna forma tienen un conocimiento que les permite identificar qué funciona y qué no funciona bien. Van a tener un énfasis especial en el cuidado del recurso hídrico

Los guardabosques, son los enlaces entre la institucionalidad y la comunidad. Ellos los defensores de la vida, los promotores de la protección ambiental estarán en 23 (Yarumal, Campamento, Sabanalarga, San Pedro de los Milagros, San Jerónimo, Sopetrán, Barbosa, Santa Fe de Antioquia, Fredonia, Tarso, Caramanta, Jericó, Pueblorrico, Andes, Betania, Amagá, Salgar, Angelópolis, Betulia, Anzá, Caicedo, Olaya, Liborina) de los 80 municipios de injerencia, todos ellos con áreas protegidas. Ellos también hacen parte de la Política de Inclusión Social.

Leonardo Correa, es habitante del municipio de Jardín, pero también es guardabosque. Desde los 10 años, vive, siente el campo, respira naturaleza. Leonardo labora, mejor, es defensor de la vida y promotor de la protección ambiental en el Distrito de Manejo Integrado Cuchilla Jardín- Támesis, corredor ambiental, ubicado entre los municipios de Jardín y Támesis, en límites entre los departamentos de Risaralda y Caldas, con un área de 31. 759 hectáreas aproximadamente. Considerada como una de las más importantes estrellas hídricas del suroeste antioqueño, allí por ejemplo nace el río San Antonio y la Quebrada Bonita, que surten los acueductos de Támesis y Jardín. “Cuando era niño empezó a gustarme el campo. Empecé a hacer salidas de campo, en ese entonces no era el área protegida, pero era un área bien conservada. Empecé a enamorarme de la naturaleza como tal. He sido testigo de la recuperación del DMI, el suelo que ha ganado el DMI. Los predios que se tenían en uso sostenible, o en otros usos como ahora pasan a ser preservación. Y desde ese momento pues no he salido del DMI. He estado todo el tiempo disfrutando” Él, es uno de los 109 promotores de vida en los territorios Corantioquia, que hacen parte de esta Política de Inclusión. Y en medio del territorio de vida, que cuida durante sus cuatro salidas de campo, define su labor como la más bonita. Que trabajar en una zona que brinda bienes y servicios eco sistémicos para toda una comunidad, es grato.

La Corporación Autónoma Regional del Centro de Antioquia, es pionera en impulsar este modelo de inclusión con resultados concretos, adelantando una atención con enfoque diferencial con los diferente grupos poblaciones entre los que se destacan:

  • Comunidades étnicas:63 comunidades indígenas y 99 afrodescendientes; ejecución de acciones contempladas en el capítulo étnico del Plan de Gestión Ambiental Regional (PGAR).
  • Campesinos:1.000 hogares ecológicos activos en 2020 y más de 10.000 campesinos vinculados al proceso desde su inicio.
  • Adultos mayores: Un grupo de Saberes Doradosapoyado en cada municipio.
  • Mujeres: EERed de Mujeres Tierra y Vida, con presencia en todos los municipios de la jurisdicción.
  • Niños: 116 grupos de Guardianes de la Naturaleza, se proyecta integrar 25 grupos más.
  • Jóvenes: Apoyo a redes de jóvenes líderes en lo ambiental, fomento del primer empleo, formación de 5.000 soldados en temas ambientales y apoyo a reservistas en acceso a oportunidades de empleo.
  • Viveros comunitarios:Implementación de 20 viveros en 2020.

Con el Covi-19, llegaron, frescas brisas de vida, de oportunidades laborales, de capacitación a los diferentes grupos poblacionales, integrándoles a la cadena de protección de los recursos, y a la construcción de convivencia y paz en los territorios. “Muy complacida por esta Política Pública de Inclusión. Desde la Secretaría, que ahorita tengo la oportunidad de dirigir, pues atendemos las poblaciones indígenas, atendemos a las mujeres, a los jóvenes, a los adultos mayores. Entonces, es una Política Pública, que a esta Secretaría en particular le va a servir mucho para lograr este cierre de brechas en el que estamos trabajando y en el que está muy comprometido el doctor Joaquín Vásquez, nuestro alcalde”, manifestó, Liliana Merino, encargada de la Secretaria de Inclusión Social del municipio Támesis.

 

Publicado en NOTAS REGIONALES

El gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria Correa, le dio prioridad al trabajo que se realizará con las Corporaciones Autónomas Regionales y, como primer acto oficial de Gobierno, posesionó a la directora de Corantioquia, Ana Ligia Mora Martínez, y al director de Cornare, Javier Antonio Parra Bedoya, en una ceremonia que se llevó a cabo en el Salón Consejo de Gobierno del piso 12 de la Gobernación de Antioquia, este jueves 2 de enero de 2020.

 

En su intervención, el mandatario seccional destacó dos aspectos importantes, el primero, el trabajar unidos por la vida, la equidad, la trasparencia y el desarrollo sostenible, y el segundo, su compromiso para construir una agenda para la visión de Antioquia 2040, la cual debe ser una visión colectiva que convoque a todos los antioqueños.

 

Por su parte, Ana Ligia Mora, directora de Corantioquia, se refirió especialmente al tema de la Unidad, propuesta por el gobernador Aníbal Gaviria Correa, para articular todo el trabajo "que soñamos, con el Plan de Desarrollo Departamental".

"Nosotros acabamos de formular el plan de gestión de la mano suya, de su equipo de trabajo, para plantearnos grandes retos que, sabemos, podemos hacerlos realidad si trabajamos juntos, de la mano “, expresó Mora Martínez.

 

Javier Antonio Parra Bedoya, director de Cornare, destacó la nueva oportunidad que, sumada al trabajo conjunto realizado en el 2004 en el anterior mandato departamental de Aníbal Gaviria Correa, le permite nuevamente trabajar de su mano para dejar buenos resultados al Departamento. Asimismo, comprometió su voluntad y esfuerzo para trazar metas grandes que permitan sacar adelante las metas de sostenibilidad formuladas por Gaviria Correa.

 

La directora de Corantioquia, Ana Ligia Mora Martínez, es Ingeniera Ambiental, especialista en Alta Gerencia y especialista en Legislación Ambiental de la Universidad de Medellín, con amplia experiencia en la gestión pública, especialmente en Corporaciones Autónomas Regionales, entes departamentales y municipales.

 

Se ha desempeñado como Diputada del Departamento de Antioquia, donde participó como coautora, en coordinación con el Gobernador de Antioquia, de ordenanzas, entre las cuales se destacan la consolidación de corredores biológicos, ajustes a la creación y organización de las provincias administrativas y de planificación (PAP), y el fortalecimiento del emprendimiento en el departamento de Antioquia.   

 

El director de Cornare, Javier Antonio Parra Bedoya, es Ingeniero Sanitario de la Universidad de Antioquia, graduado en noviembre de 1988. Especialista en Planeación Urbano-Regional de la Universidad Nacional de Colombia. Tiene una

Diplomatura en Metodología ZERI para el desarrollo sostenible de la Universidad EAFIT y Diploma en Aseguramiento y Auditoría de la Calidad en ISO 9000 y Gestión y Auditoria Ambiental en ISO 14000 de la Universidad de Antioquia. Se ha encargado de la Dirección General de Cornare desde 1998.

 

 

Publicado en NOTAS REGIONALES

Desarrollar acuerdos que beneficien el sector, y el medio ambiente, afianzando la pertenencia por el territorio, hace parte del acuerdo que Corantioquia, la Federación Nacional de Cafeteros, Corpourabá y Cooperativas de Caficultores firmaron mejorar las prácticas ambientales en el sector cafetero.

El proyecto tendrá una inversión de $685 millones y se ejecutará en los municipios de Andes, Ciudad Bolívar, Jericó, Támesis, Betulia y Urrao. Corantioquia destinará a esta iniciativa $430 millones, Corpourabá $49 millones, y la Federación Nacional de Cafeteros $116 millones, entre los cuales se incluyen también aportes de las cooperativas que integran la alianza.

“Buscamos que no solo sea un convenio, sino un trabajo que beneficie al sector, y a nuestros campesinos”, manifestó, Ana Ligia Mora, directora de Corantioquia; quien agregó:  “Hoy entregamos un muy buen mensaje a Antioquia, de decir, que las instituciones podemos trabajar de manera conjunta pensando en nuestros campesinos, pensando en el agro”.

El convenio, que beneficiará a 206 familias, contempla la instalación de composteras, sistemas de tratamiento de aguas mieles y sistemas sépticos domiciliarios; con él se acompañará los caficultores en el cumplimiento de las normas ambientales y la disminución de los impactos de su actividad. Los beneficiaros serán escogidos bajo criterios técnicos, una vez se socialice el proyecto con los Comités Municipales de Cafeteros.

“Si bien nuestros caficultores han visto en las Corporaciones esa gran autoridad que tienen de controlarnos y hacernos cumplir todo lo que tiene que ver con el medio ambiente, quiero destacar es que aquí vamos a convertir a las Corporaciones en aliados de los caficultores”, destacó, Álvaro Jaramillo Gúzman, director ejecutivo del Comité Departamental de Cafeteros, al referirse a las ventajas que traerá para el sector esta alianza. Y agrego, que lo que se desea es enfocarse en unas microcuentas, limpiarlas. Y lograr en el gremio formación en buenas prácticas ambientales, lo que va a redundar en un valor agregado.

Tener como aliados a Corantioquia y Corpouraba, es tener una mano más para desarrollar buenas prácticas ambientales en el sector cafetero de Antioquia “Lo que buscamos es incentivar buenas prácticas y agrícolas con el sector cafetero. También buscar un pago por servicios con el sector cafetero. Y que estemos trabajando de la mano de las Autoridades Ambientales del departamento de Antioquia, el Comité de Cafeteros y por supuesto nuestros campesinos en estos territorios”

Así mismo, la iniciativa contribuye a los objetivos de conservación de los ecosistemas estratégicos asociados al corredor del Oso Andino presente en la región y en el cual trabaja la Corporación GAIA.

Publicado en NOTAS REGIONALES

Piragua es un programa de gestión ambiental que realiza Corantioquia en alianza con la Universidad de Medellín desde el año 2011. Belmira, Santa Rosas de Osos, Angelópolis y Liborina, fueron los municipios que lo vieron nacer. Actualmente los 80 municipios del área de influencia de Corantioquia, administran y riegan la cultura piragüera.

Ya son 3.084 piragüeros, o los llamados ejércitos que salvan aguas, que hacen parte de 120 grupos, 7 de los cuales tienen un enfoque diferencial “Con el programa integral de agua, lo que hacemos es vincular a la comunidad en el conocimiento de sus fuentes hídricas”, manifiesta Juan David Ramírez Soto, Subdirector de Gestión Ambiental de Corantioquia.

El Programa Piragua, reconocido por ser la red social de monitoreo del agua más grande de Colombia, será fortalecido en 2019 mediante un convenio suscrito entre Corantioquia y la Universidad de Antioquia. Entre los propósitos de la alianza está aumentar la cobertura y capacidad operativa, además de incentivar la participación de las comunidades en la toma de decisiones sobre el recurso hídrico en sus territorios. Cerca de 5 mil millones de pesos se destinarán para su fortalecimiento.

Natalia Mesa Jiménez, es docente de la Institución Educativa Rural el Hatillo, del municipio de Barbosa, y voluntaria del programa Piragua desde el 2018, ella cuenta cómo es el trabajo que se viene realizando con los chicos de la institución, a partir de procesos de investigación: “Nosotros tenemos en este momento dos grupos de piragüeritos dentro de la institución. Hay uno en la sede de la Isaza que tiene 17 y el otro en la sede El Hatillo, que tiene 18 niños. Con los niños actualmente se vienen realizando procesos de formación”. Con actividades como: fauna silvestre, la focalización en la quebrada San Antonio que surte el acueducto veredal se busca que. “Estas generaciones que en este momento se están formando son fundamentales para esas campañas de cultura que estamos pidiendo desde hace tanto tiempo. Los niños de alguna manera son más sensibles, ellos son conscientes de los cambios que se están presentando, ven la necesidad de ese cambio y quieren aprender y participar activamente de los procesos”, dice la profesora Natalia.

Para facilitar la labor de personas como Natalia y los 3.084 voluntarios, Piragua cuenta con 129 estaciones automáticas para el monitoreo de lluvia y caudal de ríos en tiempo real, de las cuales se obtiene información útil para la toma oportuna de las decisiones frente a posibles riesgos asociados a eventos extremos de lluvia.

La inversión proyectada para 2019 contempla el fortalecimiento técnico del programa con la instalación de equipos para el monitoreo de aguas subterráneas y el aumento de equipos para medición de aguas superficiales. Las acciones incluirán además el monitoreo del recurso hídrico en dos áreas protegidas y cinco ciénagas de la jurisdicción.

Gratitud, es la palabra con la cual define la profesora Natalia el acompañamiento y apoyo que Corantioquia les ofrece, “Corantioquia además del acompañamiento en la parte metodológica con sus asesores, con todos sus programas, nos aportó también la parte económica para el desarrollo de las iniciativas”. Y dos son las iniciativas que presentaron el pasado mes de marzo: la primera es un impreso y la otra consiste en una investigación que se viene realizando con los niños, para su realización Corantioquia aporta 2 millones de pesos.

Publicado en NOTAS REGIONALES

Presencias Sectoriales, son mesas de trabajo que permitieron reunir a grupos de los sectores productivos como: la construcción, minería, el turismo, las centrales hidroeléctricas, la ganadería, la piscicultura, y las industrias manufacturera y textil para trabajar de la mano con Corantioquia en la búsqueda de alternativas para el cuidado y la protección del patrimonio ambiental, teniendo en cuenta su actividad productiva, necesidades y comportamiento de cada sector.

“Estas Presencias Institucionales Sectoriales, que adelantamos en el año 2018, permitieron llegar a los 80 municipios de nuestra jurisdicción. Los principales sectores por subregiones, como es minería, porcícolas, pisciculturas, cafeteros. De esta manera seguir avanzando no solo en esos intereses que tiene el sector productivo que les permite a ellos llegar con inversiones considerables a las regiones, generar empleos e impuestos para estos municipios, sino también poderlo hacer de una manera acorde con el medio ambiente”, manifestó, Carlos Andrés Naranjo Bedoya, Subdirector Regionalización de Corantioquia.

La iniciativa permitió desarrollar 9 encuentros en los que se trabajó con dichos actores en la importancia de fortalecer prácticas productivas amigables con el medio ambiente, además de intercambiar experiencias y generar conocimiento de interés para sus actividades.

El sector de la construcción es ejemplo de los positivos resultados obtenidos en la articulación interinstitucional con participación de 75 empresarios. Para Luis Eduardo Loaiza, gerente de Camacol Antioquia, en ese trabajo articulado que debe existir entre el sector público y el sector privado hemos podido avanzar en convenio de responsabilidad ambiental. Hoy estamos identificando las demandas, las presiones y los retos del crecimiento territorial, para seguir acometiendo un desarrollo y una construcción sostenible e integral.”

En el caso del sector piscícola es valioso el compromiso, no solo de las grandes empresas sino de los pequeños productores; en el encuentro del sector 66 representantes aprendieron detalles sobre el ejercicio de la autoridad ambiental, además de unir esfuerzos con la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (AUNAP).

Los representantes del turismo y parcelaciones con destino recreativo, se comprometieron a desarrollar su actividad de manera formal y con criterios de sostenibilidad ambiental. 121 fueron los asistentes

 Uno de los sectores con mayor compromiso fue el minero. Con 62 mineros sensibilizados en la presencia sectorial se acordó consolidar una mesa de seguimiento a trámites ambientales y afianzar sus relaciones con las comunidades impactadas por su actividad, mientras que con 112 empresarios de la manufactura y los textiles se proyecta la participación en el programa de producción y consumo sostenible de Corantioquia.

El sector de Pequeñas Centrales Hidroeléctricas (PCH), en el que se llegó a

82 representantes, avanza en la consolidación de una mesa técnica y directiva sobre asuntos ambientales, relacionados especialmente con el recurso hídrico, de la cual se presentarán los primeros resultados el jueves 31 de enero.

Entre los resultados se destaca que los 530 líderes participantes de la estrategia ratificaron su compromiso de continuar articulando esfuerzos con la autoridad ambiental, asumiendo de manera proactiva no solo el cumplimiento de la normatividad, sino también el sentido de corresponsabilidad en la protección de los recursos naturales. “Hemos logrado la disminución en tiempo de trámites llegando a 63 días. Igualmente, la descongestión de trámites que se tenían pendientes o que se tenían en diferentes etapas en evaluación. El entendimiento y la unificación de criterio con los diferentes sectores para entender desde la norma que nos dictan a nivel nacional como es la aplicación a nivel corporativo”, comentó el Subdirector de Regionalización.

Corantioquia sigue avanzando en el trabajo articulado con los actores estratégicos de la jurisdicción, en búsqueda de afianzar cada vez más la corresponsabilidad, como acción necesaria para garantizar la protección del patrimonio ambiental.

Publicado en NOTAS REGIONALES

1.260 familias indígenas ubicadas en jurisdicción de Corantioquia, serán las encargadas de proteger el patrimonio ambiental en sus territorios, gracias a su inclusión en el esquema de Pago por Servicios Ambientales, PSA, bajo la metodología BanC02. Serán 11 mil hectáreas de territorio para conservación de ecosistemas estratégicos. Pero para lógralo es necesario realizar acciones que vayan en beneficio de las comunidades, y los territorios protegidos. “el reto está en poder afinar muy bien la metodología, que todos aprendamos como hacer este trabajo, porque todo tiene que ser concertado con cada una de estas comunidades indígenas. No solamente el esquema de poder caracterizar esos ecosistemas, sino sobre todo la destinación de los recursos para que redunden en mejor calidad de vida de esas comunidades, y en proteger el medio ambiente”, expresó, Alejandro González, director de Corantioquia.

Las 11 comunidades beneficiadas pertenecen a los resguardos Cristianía (Karmata Rúa), en Andes y Jardín; Hermeregildo Chakiama, en Ciudad Bolívar; Tagual La Pó, en Segovia; Pablo Muera y Vegas de Segovia, en Zaragoza; Carupia y Alto El Tigre, en Cáceres; Jaidezavi, en Tarazá; Los Almendros y Sohibadó en El Bagre; y Marcelino Tascón en Valparaíso.

El objetivo es contribuir a la conservación de ecosistemas estratégicos en 11 mil hectáreas de territorio para la protección del recurso hídrico, destacando el rol protagónico que tienen las comunidades indígenas en su relación con el patrimonio ambiental y el cuidado de los recursos naturales. “Principalmente inculcarles a los niños cómo cuidar nosotros los bosques. De esa manera con mucho amor”, manifestó Damaris Carvajal Carupia, del Resguando Indigena de Cáceres, una de las beneficiadas con el convenio.

La iniciativa es posible mediante convenio de asociación firmado entre la Secretaría del Medio Ambiente y la Gerencia Indígena del Departamento de Antioquia; la Corporación Autónoma Regional del Centro de Antioquia, Corantioquia; la Corporación para el Manejo Sostenible de los Bosques, MasBosques; y la organización indígena de Antioquia, OIA.

Con este programa que busca mejorar la calidad de vida de las comunidades beneficiadas, se invertirán 1.453 millones de pesos, mediante convenio firmado entre la Gobernación de Antioquia, Corantioquia, la Corporación MasBosques y la Organización Indígena de Antioquia - OIA. Es una compensación de alguna manera por esa labor que ellos ancestralmente han realizado en el cuidado y protección del medio ambiente” manifesto Lucy Rivera Osorio, Secretaria del Medio Ambiente del Antioquia.

En el Departamento, ya son más de 6 mil familias, de 70 municipios, las incluidas en los esquemas de pago por servicios ambientales. “Hay que reconocer que todo lo que se ha logrado con BanC02 ha sido gracias al trabajo interinstitucional que hemos realizado con las autoridades ambientales, las administraciones municipales y otras entidades que también se han unido, para esta oportunidad nos llena de orgullo vincular a las comunidades indígenas puesto que ellos están en constante interacción con la naturaleza, respetan su entorno y hacen todo lo posible para conservarlo” expresó Lucy Rivera Osorio, secretaria del Medio Ambiente de Antioquia.

Publicado en NOTAS REGIONALES
Sábado, 24 Junio 2017 13:55

Barbacoas sala cuna natural

Barbacoas, la “sala cuna” de diferentes especies de peces, se encuentra ubicada en el municipio de Yondó, sobre la margen izquierda del río grande de la Magdalena, en su cuenca media. 109 especies de pájaros, 37 de mamíferos, 24 de anfibios, 37 de reptiles y 39 de peces, viven en la ciénaga de Barbacoas, en Yondó Antioquia.

Son 32.072 hectáreas, las recuperadas, de las cuales 3.000 son espejos de agua, en los cuales se reproducen diferentes especies de peces que sirven como sustento para las comunidades que habitan las riberas del río Magdalena. “Esto significa sustento para el futuro, alimento, bienestar y posibilidad en el tiempo de tener agua. No dejar perder estas fuentes, esto vale más que ladrillo y cemento”, fue la  reflexión el alcalde de Yondó Gilbert Cartagena Rojas.

Los humedales son ecosistemas estratégicos que forman parte del patrimonio natural de nuestro país. En Colombia, existen cerca de 20 millones de hectáreas, los cuales ofrecen un sinnúmero  de bondades como: control de inundaciones, nutrientes, reposición de aguas subterráneas, mitigación del cambio climático, recreación y turismo, sustento para habitantes de las riberas, entre otros. Se manifiesta en el informe final, de la Fundación Biodiversa Colombia, sobre el Plan de Manejo ambiental del Complejo Cenagoso de Barbacoas.

La nueva zona protegida por Corantioquia, además  preserva especies de flora y fauna como manatí, la tortuga de río, el bagre rayado, el paujil de pico azul, la marimonda, el mono araña, el comino crespo, el abarco y el sapán.

La Corporación viene desde hace varios años trabajando de la mano de diferentes Corporaciones en el trabajo científico,  y con las  comunidades  de la zona en la limpieza de esta zona hídrica, la cual se encontraba amenazada por la expansión de plantas como el buchón y lechuga de agua, y por la pesca. “Como producto de este trabajo podemos decir que Antioquia tiene la primera ciénaga  protegida, vendrán muchas más, eso nos permitirá consolidar un sistema departamental de aéreas protegidas; que dan cuenta de la bidiversidad y riqueza ambiental que tenemos”, expreso Alejandro González, director general de Corantioquia.

“La reserva es como otra vida para mí, de estos bosques he aprendido mucho.la naturaleza me ha enseñado a tener una disciplina” manifiesta Julio Cesar Marín Cruz, Guarda Bosques del Complejo Cenagoso de Barbacoas. Ahora ya son 201.112 las hectáreas declaradas como áreas protegidas en la jurisdicción de Corantioquia.

Publicado en NOTAS REGIONALES