notas nacionales

Miércoles, 26 Febrero 2020 11:32

Fabricato, hace las telas! Destacado

Valora este artículo
(0 votos)
Fabricato, hace las telas! Foto Doris Gómez B.

En diciembre de 1919, Carlos Mejía, Antonio Navarro y Alberto Echavarría, fundan la fábrica de “la tela de los hilos perfectos”. El 26 de febrero, se constituye, por escritura pública y como sociedad anónima, La Fábrica de Hilos y Tejidos Hato. Ahí nace la historia de una empresa, que crecía tan rápido cómo la ciudad, que buscaba cambiar sus trajes tradicionales de pueblo, por los vistosos de la ciudad. Fueron años de esplendor, para la tierra de Marco Fidel Suárez y para sus habitantes.

Nuevas texturas, vanguardia, innovación y contrabando se cosen con la llegada del 2000. Telas imperfectas se confeccionan en la textilera de Bello. Se daña la máquina, se parte la aguja, se rompe la tela. Un vestido desgastado, lleva a la compañía a acogerse a la ley 550 y reestructurar sus pasivos. El futuro se teje iniciando la integración de Tejicóndor y Fabrisedas a los procesos de la planta.

Carlos Alberto De Jesús, un administrador de empresas, técnico textil, llega en noviembre de 2013 a recoger los retazos de una empresa que fue líder en el sector textil, para crear lo que será la nueva empresa. Con hilitos del pasado, trenzados para el futuro. Hoy gracias a las de estrategias y confianza ganada de sus accionistas, la compañía teje una nueva historia, en una tela cosida con hilos de futuro. “Esta empresa, nace basada en valores fundamentales, de responsabilidad social, ambiental, nivel tecnológico y compromiso con el desarrollo de la sociedad, de las personas que allí trabajan”, manifiesta e empresario brasileño. Un datico no menos importante en el desarrollo de la compañía, desde 1964, se vienen entregando becas a los hijos de los trabajadores.

Hoy confeccionando ideas, en sus 100 años, mirando el origen, con la fe intacta, la empresa quiere seguir haciendo historia. Y su presidente dice cuáles fueron las claves, que hoy le permiten a Fabricato seguir modelando en el mundo de la moda y la confección. “Lo que trae una compañía de 100 años, es mucho conocimiento acumulado. Y ese es un valor que contribuyo de manera definitiva, para que esa compañía pudiera revertir esa condición desfavorable de ese entonces”. Pero no solo fue la fotografía que se tenía de la empresa que, desde sus inicios le apostó a la producción nacional, también la segmentación del producto, el sector de la moda, la dotación y la dotación del sector militar fueron claves en la recuperación gradual que viene teniendo “la Compañía que te acompaña”.

Para la compañía, que actualmente tiene 2000 trabajadores, y que fabrica textiles hechos en Colombia, con responsabilidad social y ambiental, qué es capaz de seguir adelante, a pesar de la crisis, cumplir 100 años, es caminar por los caminos de los pioneros, es hacer parte de la historia que se ha tejido alrededor de la comunidad y el municipio. Y lo hace saber De Jesús, “la historia de Fabricato y de Bello se confunden. El barrio Obrero, construido por Fabricato, el hospital, las escuelas construidas por Fafricato”, hacen parte de la historia de un municipio que se tejió alrededor de los telares de La Fábrica de Tejidos y Hilos Hato. Y como para que no se dude de la importancia que ha tenido la empresa en el desarrollo del departamento, agrega: “Pero me atrevo a ir un poco más allá, o sea la historia de Antioquia se confunde con Fabricato, por ejemplo, edificio Fabricato que se construyó en su momento. Pero entidades como, La Andi, en la cual Fabricato fue socio fundador, empresas como Enka, que nace por iniciativa de Fabricato. En Eafit, hay una sala con el nombre de la empresa.y no por nada. La primera de la Universidad, fue dentro de las instalaciones de Fabricato. Entonces hay un compartido de la sociedad, con el desarrollo de la misma industria”.

El gran legado que dejan los fundadores de pujanza, fuerza empuje, emprendimiento, y futuro, sigue palpitando en el corazón de “la tela de los hilos perfectos”. Hoy, el futuro va más allá de hacer telas para vestir de moda el país, también lo hace en Brasil, Ecuador, México, y Perú. Hoy, en los antiguos terrenos de Pantex, se construye actualmente el complejo, residencial y comercial, Ciudad Fabricato, allí la compañía textilera tiene una inversión de 120 mil millones de pesos, y un local que tiene definido aún el modelo. ¡Han pasado 100 años, y Fabricato, está de moda, porque Fabricato hace las telas!

En diciembre de 1919, Carlos Mejía, Antonio Navarro y Alberto Echavarría, fundan la fábrica de “la tela de los hilos perfectos”. El 26 de febrero, se constituye, por escritura pública y como sociedad anónima, La Fábrica de Hilos y Tejidos Hato. Ahí nace la historia de una empresa, que crecía tan rápido cómo la ciudad, que buscaba cambiar sus trajes tradicionales de pueblo, por los vistosos de la ciudad. Fueron años de esplendor, para la tierra de Marco Fidel Suárez y para sus habitantes.

Nuevas texturas, vanguardia, innovación y contrabando se cosen con la llegada del 2000. Telas imperfectas se confeccionan en la textilera de Bello. Se daña la máquina, se parte la aguja, se rompe la tela. Un vestido desgastado, lleva a la compañía a acogerse a la ley 550 y reestructurar sus pasivos. El futuro se teje iniciando la integración de Tejicóndor y Fabrisedas a los procesos de la planta.

Carlos Alberto De Jesús, un administrador de empresas, técnico textil, llega en noviembre de 2013 a recoger los retazos de una empresa que fue líder en el sector textil, para crear lo que será la nueva empresa. Con hilitos del pasado, trenzados para el futuro. Hoy gracias a las de estrategias y confianza ganada de sus accionistas, la compañía teje una nueva historia, en una tela cosida con hilos de futuro. “Esta empresa, nace basada en valores fundamentales, de responsabilidad social, ambiental, nivel tecnológico y compromiso con el desarrollo de la sociedad, de las personas que allí trabajan”, manifiesta e empresario brasileño. Un datico no menos importante en el desarrollo de la compañía, desde 1964, se vienen entregando becas a los hijos de los trabajadores.

Hoy confeccionando ideas, en sus 100 años, mirando el origen, con la fe intacta, la empresa quiere seguir haciendo historia. Y su presidente dice cuáles fueron las claves, que hoy le permiten a Fabricato seguir modelando en el mundo de la moda y la confección. “Lo que trae una compañía de 100 años, es mucho conocimiento acumulado. Y ese es un valor que contribuyo de manera definitiva, para que esa compañía pudiera revertir esa condición desfavorable de ese entonces”. Pero no solo fue la fotografía que se tenía de la empresa que, desde sus inicios le apostó a la producción nacional, también la segmentación del producto, el sector de la moda, la dotación y la dotación del sector militar fueron claves en la recuperación gradual que viene teniendo “la Compañía que te acompaña”.

Para la compañía, que actualmente tiene 2000 trabajadores, y que fabrica textiles hechos en Colombia, con responsabilidad social y ambiental, qué es capaz de seguir adelante, a pesar de la crisis, cumplir 100 años, es caminar por los caminos de los pioneros, es hacer parte de la historia que se ha tejido alrededor de la comunidad y el municipio. Y lo hace saber De Jesús, “la historia de Fabricato y de Bello se confunden. El barrio Obrero, construido por Fabricato, el hospital, las escuelas construidas por Fafricato”, hacen parte de la historia de un municipio que se tejió alrededor de los telares de La Fábrica de Tejidos y Hilos Hato. Y como para que no se dude de la importancia que ha tenido la empresa en el desarrollo del departamento, agrega: “Pero me atrevo a ir un poco más allá, o sea la historia de Antioquia se confunde con Fabricato, por ejemplo, edificio Fabricato que se construyó en su momento. Pero entidades como, La Andi, en la cual Fabricato fue socio fundador, empresas como Enka, que nace por iniciativa de Fabricato. En Eafit, hay una sala con el nombre de la empresa.y no por nada. La primera de la Universidad, fue dentro de las instalaciones de Fabricato. Entonces hay un compartido de la sociedad, con el desarrollo de la misma industria”.

El gran legado que dejan los fundadores de pujanza, fuerza empuje, emprendimiento, y futuro, sigue palpitando en el corazón de “la tela de los hilos perfectos”. Hoy, el futuro va más allá de hacer telas para vestir de moda el país, también lo hace en Brasil, Ecuador, México, y Perú. Hoy, en los antiguos terrenos de Pantex, se construye actualmente el complejo, residencial y comercial, Ciudad Fabricato, allí la compañía textilera tiene una inversión de 120 mil millones de pesos, y un local que tiene definido aún el modelo. ¡Han pasado 100 años, y Fabricato, está de moda, porque Fabricato hace las telas!

Visto 125 veces Modificado por última vez en Miércoles, 26 Febrero 2020 11:38