notas especiales

En el Valle del Software apostamos por las iniciativas para educar a los niños y jóvenes en talento digital. Por este motivo queremos resaltar la labor de Digital School como una estrategia que busca orientar a estudiantes de 9 a 11 sobre las habilidades que requiere esta nueva economía y apoyarlos en búsqueda de primer empleo en habilidades de desarrollo de software a través de entrenamientos intensivos y retos reales de negocio.

El modelo de Digital School (nace como parte de la red Intersoftware en 2004) se enmarca en una metodología fundamentada en el aprendizaje basado en retos que fomentan el aprendizaje autónomo y la aplicación del conocimiento a casos reales de la industria TI. Cada proceso de formación inicia con un diagnóstico de habilidades y culmina con la sustentación de la resolución de un reto de negocio.

Para conectarse de manera oportuna con los jóvenes, es necesario comprender su realidad y acompañarlos desde temprana edad en el proceso de toma de decisiones; todo esto para que los jóvenes se reconozcan como “ciudadanos digitales” capaces de contribuir a la solución de los retos de la sociedad actual a través del uso y de la creación de tecnología.

Uno de los programas de Digital School se llama Mentores Empresariales, en el que voluntarios de las empresas de tecnología guían a jóvenes en la toma de decisiones sobre su futuro profesional. Durante el proceso de orientación vocacional cada mentor tiene a cargo un grupo de 12 estudiantes de 9, 10 y 11 quienes dedican una hora semanal durante 7 sesiones.

Con este ejercicio pedagógico se explora con los jóvenes las habilidades e intereses que quieren potenciar para lograr aquello que sueñan. A través de referentes a nivel local e internacional se busca que los jóvenes amplíen su perspectiva acerca de sus capacidades y los roles dentro de la industria tecnológica; para que desde su contexto puedan conectarse con una red de personas que participan de manera activa en mejorar la calidad de vida de otros a través de la creación de tecnología. 

Al mismo tiempo, desde el equipo de Digital School, trabajan con los docentes acompañantes para que puedan identificar su rol en el marco de los retos que plantea un mundo permeado por lo digital.

De esta forma, Medellín sigue apostando desde el sector público, privado y académico por la formación del talento como una de las bases fundamentales para su progreso como sociedad mejorando la calidad de vida y favoreciendo el desarrollo de nuevas soluciones a los problemas sociales desde la tecnología.

Publicado en NOTAS ESPECIALES