notas especiales

Tras casi siete meses de cierre, desde el 9 de octubre de 2020, el Santuario de Fauna y Flora Otún Quimbaya, ubicado en el departamento de Risaralda (a 16 kilómetros de la ciudad de Pereira), reabre sus puertas para que los visitantes puedan volver a recorrer sus majestuosos senderos y disfrutar de sus hermosos paisajes.

El horario de apertura del Parque será desde las 8:30 a.m. hasta las 5:00 p.m., resaltando que inicialmente solo habrá visita de pasadía para recorrer algunos de los tres senderos ecoturísticos habilitados (El río, Humedal y los Bejucos), los cuales deben ser visitados en compañía de un intérprete ambiental y siguiendo todas las recomendaciones que brinden los guardaparques del área protegida. Así mismo, es de resaltar que en el Santuario no se ofrecerá servicio de restaurante, ni de alojamiento.

Para lograr la reapertura del Santuario de Fauna y Flora Otún Quimbaya, los guardaparques y la asociación de ecoturismo comunitario Yarumo Blanco, organizaron todo un protocolo de bioseguridad que permitirá que la visita de los turistas sea totalmente segura y que no ponga en riesgo ni comprometa el bienestar y seguridad de quienes trabajan, operan y visitan este Parque Nacional Natural, así como la biodiversidad presente en él.

Para visitar el Santuario Otún Quimbaya, las personas interesadas deben realizar su reserva y pago en línea a través de la página de la Asociación Comunitaria Yarumo Blanco: www.yarumoblanco.co, informarse de todo el protocolo previo en www.parquesnacionales.gov.co y no olvidar llevar un kit de protección personal compuesto por: tapabocas, alcohol glicerinado al 60%, papel higiénico, botella para hidratación y bolsa personal para residuos.

Parques Nacionales le recuerda a quienes visten sus parques que está totalmente prohibido el ingreso de plásticos de un solo uso, como bolsas, botellas, pitillos, envases, platos y cubiertos a las áreas protegidas del Sistema.

Publicado en NOTAS ESPECIALES

Durante el Aislamiento Preventivo Obligatorio, los guardaparques del Parque Nacional Natural Farallones, de Cali, llegan a la institución educativa ‘Pedro Fermín de Vargas’ y a los hogares de niños y niñas que no tienen acceso a internet y no cuentan con celular o computador y los ayudan a continuar sus procesos de formación desde sus viviendas, ubicadas en la cuenca del río Anchicayá, en el municipio de Dagua, Valle del Cauca.

Los guardaparques y los profesores realizan recorridos, a lomo de mula, por las veredas de la cuenca y visitan cada casa para brindar todo el apoyo, la asesoría y la orientación a los estudiantes sobre las materias básicas vistas en sus jornadas escolares y entregan, a la vez, el material académico impreso necesario para el buen desarrollo de sus clases.

Así mismo, los guardaparques aprovechan estos espacios para brindar charlas a las familias sobre la importancia ecológica de la zona, las especies de fauna y flora, y cómo cuidar el agua y los ecosistemas presentes en el Parque Nacional, ubicado en el Pacífico colombiano.

Es de resaltar que, este trabajo conjunto continuará adelantándose semanalmente, generando todas las condiciones para que los profesores y los guardaparques lleguen hasta los hogares y de esta manera disminuir las afectaciones para la comunidad estudiantil a causa de la pandemia, así como las presiones antrópicas a las cuales se ve sometida el área protegida.

Publicado en NOTAS NACIONALES