notas especiales

Aunque hay mucha información sobre la inteligencia artificial (IA), no siempre es fácil distinguir los hechos de la ficción o encontrar explicaciones fáciles de entender. Es por eso que Google lanza su Guía básica de la IA, una especie de diccionario claro y sencillo que todos podrán comprender. 26 temas, 4 categorías, 1-aspectos básicos de la IA- 2-Desarrollo de la IA- 3- La sociedad y la IA y 4- Cómo usar la IA

Cinco cosas que podrán aprender en ella:

1-La IA ya está en nuestra vida cotidiana.

Probablemente has interactuado con la IA sin darte cuenta. Si alguna vez has buscado una imagen específica en Google Fotos, le has preguntado a un asistente inteligente sobre el clima o has sido redirigido por el sistema de navegación de tu coche, la IA te ha ayudado. Esos ejemplos pueden parecer obvios, pero hay muchas otras formas en las que juega un papel en tu vida de las que tal vez no te des cuenta. La IA también está ayudando a resolver algunos desafíos globales más grandes. Por ejemplo, hay aplicaciones que utilizan la IA para ayudar a los agricultores a identificar problemas con los cultivos. Y ahora hay sistemas que pueden examinar la información del tránsito de la ciudad en tiempo real para ayudar a las personas a planificar eficientemente sus rutas de conducción.

2-La IA se está utilizando para ayudar a abordar la crisis climática mundial

La IA nos ofrece la posibilidad de procesar grandes volúmenes de datos y descubrir patrones, una ayuda invaluable cuando se trata del cambio climático. Un caso de uso común son los sistemas potenciados por la IA que ayudan a las personas a regular la cantidad de energía que utilizan apagando la calefacción y las luces cuando salen de la casa. La IA también ayuda a modelar el deshielo de los glaciares y a predecir el aumento del nivel del mar de manera tan efectiva que se pueden tomar medidas. Los investigadores también están considerando el impacto ambiental de los centros de datos y de la propia IA, explorando cómo desarrollar sistemas e infraestructuras más eficientes energéticamente.

3-La IA aprende de los ejemplos del mundo real

Así como un niño aprende a través de ejemplos, lo mismo ocurre con los algoritmos de aprendizaje automático. Y justo eso son los conjuntos de datos: grandes colecciones de ejemplos, como datos meteorológicos, fotos o música, que podemos usar para entrenar a la IA. Debido a su escala y complejidad (piensa en un conjunto de datos compuesto por extensos mapas que cubren todo el sistema solar conocido), los conjuntos de datos pueden ser muy difíciles de construir y refinar. Por esta razón, los equipos de diseño de IA a menudo comparten los conjuntos de datos para el beneficio de la comunidad científica en general, facilitando la colaboración y alimentando las investigaciones entre sí.

4-La IA puede ayudar a nuestros esfuerzos para detectar las falsificaciones.

Las imágenes, discursos, música o videos falsos generadas por la IA que parecen reales son conocidos como “deepfakes”. Funcionan estudiando imágenes o audio del mundo real, mapeándolas en detalle y manipulandolas para crear obras de ficción que son hiperrealistas. Sin embargo, a menudo existen algunas señales reveladoras que los distinguen de la realidad; en un vídeo deepfake, las voces pueden sonar un poco robóticas, o los personajes pueden parpadear menos o repetir sus gestos con la mano. La IA puede ayudarnos a detectar estas inconsistencias.

5-Es imposible enseñar a la IA lo que significa ser humano.

Por muy inteligente que sea la IA (y lo será), no podrá saber todo lo que los humanos pueden entender. De hecho, podrías darle a un sistema de IA todos los datos del mundo y aún así no podría reflejar o entender a todos los seres humanos del planeta. Eso es porque somos personajes complejos y multidimensionales más allá de los datos que las máquinas usan para dar sentido a las cosas. Los sistemas de IA son entrenados y guiados por humanos. Y depende de cada persona elegir cómo interactúan con los sistemas de IA y qué información se sienten cómodos compartiendo. Usted decides cuánto puede aprender la IA sobre usted.

La guía se actualizará de manera periódica dependiendo de las novedades que vayan surgiendo. El objetivo de la guía es acercar y ayudar a entender de manera sencilla qué es la Inteligencia Artificial, cómo funciona y como entender un tema aparentemente complejo, pero que hace parte de nuestra vida.

La guía fue desarrollada por Google en asocio con Oxford Internet Institute.

Publicado en NOTAS ESPECIALES

Dice la Organización Mundial de la Salud, que en el mundo hay 19 millones de niños con algún tipo de discapacidad visual, de los cuales del 70 al 80% son prevenibles o curables. En la mayoría de los casos, estos niños permanecerán sin diagnosticar durante años, lo que tendrá consecuencias más graves para su visión, desarrollo general, oportunidades educativas y sociales. Los tipos de deficiencias visuales menos graves, pero fácilmente prevenibles, afectan actualmente a 12.8 millones de niños.

Preocupada por el alto índice de niños en el mundo con problemas visuales, que pudieron ser prevenidos o detectados a tiempo, la compañía china fabricante de celulares Huawei, con experiencia en la tecnología Inteligencia Artificial (IA), ha venido colaborando con organismos de investigación médica líderes para ayudar a proteger la vista de los niños. La compañía está trabajando con IIS Aragon y DIVE Medical para co-crear Track AI, una app impulsada por IA y diseñada para detectar y diagnosticar los signos tempranos de discapacidad visual en los niños.

Nos hemos comprometido a desarrollar una herramienta que evaluará la función visual en niños pequeños y capaz de identificar a las personas con discapacidades visuales. Con Huawei apoyando y potenciando Dive a través de IA, ahora podemos trabajar para lograr este objetivo. Nuestra meta es implementar esta tecnología a nivel mundial y con nuestro enfoque multiétnico podemos atender a todo tipo de discapacidad visual”, manifestó Victoria Pueyo, oftalmóloga pediátrica de Dive Medical.

Con la nueva tecnología de la serie HUAWEI P30 y HUAWEI HiAI, la iniciativa Track AI crea un dispositivo portátil, accesible y fácil de usar para identificar estos problemas en niños tan pronto como es posible e inclusive con tan sólo seis meses de edad. "Track AI es parte del compromiso de Huawei para ampliar los límites de lo que es humanamente posible y usar la IA para el bienestar de todos. Nuestro objetivo para este proyecto es hacer posible que los padres y los médicos de todos los rincones del mundo detecten los impedimentos visuales de sus hijos, más rápida, fácil y eficientemente a través de la tecnología de Inteligencia Artificial", dijo Peter Gauden, experto en tecnología de Huawei.

Los niños con discapacidad visual tienen patrones de mirada diferentes, cuando se les compara con los niños con visión normal. DIVE puede recopilar con precisión datos sobre la posición de la mirada durante un estímulo visual diseñado científicamente. La interpretación de estos datos puede ser un desafío para los trabajadores de la salud no especializados. Sin embargo, al utilizar la IA, se puede entrenar a los dispositivos para identificar patrones de mirada anormales, y para realizar exámenes de detección y diagnósticos asistidos más fáciles, acelerando el proceso desde el diagnóstico hasta el manejo de la enfermedad.

Track AI se basa en las capacidades de TensorFlow de Google, una plataforma de código abierto, y Huawei HiAi, para crear un sistema de Machine Learning (aprendizaje automático) en los dispositivos de la Familia P30, utilizando su innovador chip Kirin 980, una potencia de procesamiento de inteligencia artificial que está definiendo el futuro en teléfonos inteligente

Dos unidades dedicadas de procesamiento neural (NPU dual) integradas en el Kirin 980 son compatibles con la Inteligencia Artificial abordo del dispositivo, lo que significa que las funciones de IA se procesan en el propio smartphone, lo que acelera significativamente las tareas y protege la privacidad de los usuarios.

Track AI no requiere WI-FI y recibe datos en tiempo real para acelerar los diagnósticos. Las capacidades sin precedentes de los Huawei P30 y P30 Pro permiten utilizar Track AI en todo el mundo, desde un oftalmólogo en un hospital del Reino Unido, hasta un médico de una aldea en una zona remota de África.

El objetivo de Huawei, no es solo es llevar lo digital a cada persona, hogar y organización para un mundo inteligente y completamente conectado. También tiene la posibilidad de desarrollar y ofrecer soluciones que brinden una mejor calidad de vida a la población vulnerable, en este caso a niños con algún tipo de limitación visual. 

Las primeras pruebas pronto conducirán a una adopción generalizada. El desarrollo de un sistema basado en IA requiere la recopilación de datos de miles de niños. Actualmente los centros de investigación están reuniendo la información en cinco países de tres continentes (China, México, Emiratos Árabes Unidos, España y Reino Unido). Una vez que se haya agregado una gran cantidad de datos, se entrenará a las redes neuronales y se pondrá a prueba un prototipo a finales de este año con planes para su implementación en 2020, lo que ayudará a los profesionales de la salud a diagnosticar y tratar las afecciones oculares de manera temprana.

Publicado en NOTAS ESPECIALES