notas especiales

Viernes, 30 Octubre 2020 16:42

San Andrés de Cuerquia, 19,9 MW amigables con el medio ambiente Destacado

San Andrés de Cuerquia, 19,9 MW amigables con el medio ambiente Foto cortesía

Las Pequeñas Centrales Hidroeléctricas, son proyectos sin embalse, que aprovechan los excedente o filos de agua o sea que no se requiere de embalse pues se toma el agua directamente del río, sin alterar su caudal y calidad y que regresa al rio luego de pasar por las máquinas generadoras de energía. Las Pequeñas Centrales son amigables con el medio ya que no generan residuos contaminantes, y requieren de poca inversión.

“El cofrecito encerrado entre montañas”, como se conoce a San Andrés de Cuerquia, se encuentra ubicado en la subregión norte de Antioquia, y 126 kilómetros lo separan de Medellín, región de vocación ganadera y agrícola. Allí Celsia, filial del Grupo Argos, inició en 2018 la construcción de La Pequeña Central hidroeléctrica San Andrés, la cual estaría construida entre las veredas San Antonio y Montañadentro, cerca del sector conocido como río arriba y río abajo por la carretera que conduce a la capital de la montaña. ¿Pero cuáles fueron las razones que tuvo la compañía para construir en la tierra de las tribus “Cuerquías” indígenas que habitaron la estrecha ladera del río San Andrés, un proyecto amigable con la naturaleza? Cinco fueron los motivos: i- la riqueza hídrica, el departamento tiene abundantes aguas, entre ellas el río San Andrés, sus aguas serían aprovechadas de manera adecuada y sin afectar a la comunidad, ii- energía limpia, no se consume el agua del río, no la contamina. Al río regresa la misma cantidad de agua que se toma, iii- como energía renovable no se agota y no contaminan y se producen a partir del aprovechamiento de los recursos naturales, iv al ser amigable con el medio ambiente, disminuye los efectos del cambio climático por sus bajas emisiones de CO2, iv- al no verse alteradas las condiciones naturales del río no se afecta otros usos de la tierra.

“Estos proyectos se ubican en zonas de difícil acceso, y llevan también un componente de desarrollo regional muy importante. Aquí además de tener una fuente que es renovable, que es amigable con el medio ambiente, generan las empresas que hacen los proyectos, pues todo este tipo de desarrollo regional y social que es muy importante para el país” manifestó, Diego Mesa, Ministro de Minas y Energía.

La línea de transmisión de esta pequeña central va hasta la subestación Yarumal II. En total son 62 torres que sostienen el cableado a lo largo de 27 kilómetros, y recorre veredas de los municipios de Angostura, Santa Rosa de Osos, Yarumal, San Andrés de Cuerquia y San José de La Montaña.

La construcción beneficio a los habitantes de San Andrés de Cuerquía y San José de la Montaña con una serie de proyectos ambientales como, la entrega a Corantioquia predios localizados en el Distrito de Manejo Integrado del páramo de Santa Inés para proteger la cuenca y el nacimiento del río San Andrés, del cual se abastece la central, y así contribuir al fortalecimiento de esta reserva ambiental, se rescataron y trasladaron el 100% de los árboles y plantas identificadas: 1.026 bromelias y orquídeas, 95 especies de musgos y líquenes, 246 helechos arbóreos y 17 robles. Se construyeron dos viveros para propagar las especies de la zona, adicionalmente se realizó el rescate de semillas de especies de palma de cera, cedro, cedro negro y guayacán amarillo, árboles nativos de la zona, para las siembras relacionadas con las compensaciones forestales y la publicación del libro Las plantas del aire y la lluvia. Epífitas de San Andrés de Cuerquia, Antioquia.

La construcción de esta pequeña central genero más de 1.200 empleos permanentes para los habitantes de San Andrés de Cuerquia y San José de la Montaña, durante los tres años de trabajo. La alcaldesa de San Andrés de Cuerquia, Ana Carolina Carvajal, reconoció el compromiso de Celsia con el territorio: "en los temas de empleo fueron tenidas en cuenta muchas mujeres cabezas de hogar, se realizaron proyectos en mejoramiento de instituciones educativas y se capacitaron a las comunidades en temas que fortalecen su desarrollo. Solo nos queda agradecimiento".

La llegada de la pandemia, no altero el trabajo, y como dice, Ricardo Sierra, líder de Celsia “Mantuvimos el empleo de todas las personas que estaban en ese momento. Hicimos un esfuerzo muy grande mientras lográbamos normalizar operaciones. Y los trabajadores felices porque los logramos proteger”

La central hídrica ya tiene en funcionamiento sus dos unidades de generación que suman 19,9 MW de capacidad a la matriz energética del país, equivalentes al consumo de energía de 25.000 hogares. Celsia, la empresa de energía del Grupo Argos, ejecutó las obras civiles en un plazo de 26 meses, cumpliendo cabalmente los plazos y presupuestos estimados.

Los municipios del área de influencia y Corantioquia empezarán a recibir transferencias anuales por las ventas brutas de energía del orden de $1.200 millones. Recursos que deberán invertirse en proyectos de saneamiento básico y mejoramiento ambiental. A nivel social, se realizaron jornadas de capacitación y charlas con la comunidad, jornadas de salud para la comunidad y de esterilización y vacunación para mascotas, entre otras.

La pequeña central, tiene una operación estimada de 50 años, y tuvo una inversión de $180 millones de pesos. “Hace 15 años era impensable una inversión de semejante tamaño en un municipio como San Andrés de Cuerquia. Hoy oportunamente hay unas mejores condiciones de seguridad, hay una mejor confianza inversionista que permite que en este caso Celsia haga una inversión tan importante en esta región del departamento. Eso para nosotros es pues, música para nuestros oídos”, expreso el entonces Gobernador encargado, Luis Fernando Suárez.

Visto 89 veces Modificado por última vez en Viernes, 30 Octubre 2020 18:44