26 lineas

Miércoles, 22 Julio 2020 15:04

Ajúa: Emoción de servir Destacado

Ajúa: Emoción de servir Foto cortesía

Siendo fundador de la Fuerza de Tarea Conjunta Omega, en 2003, conozco parte de la historia de los hombres y mujeres que con esfuerzo, disciplina y dedicación dieron un vuelco a la marcada violencia de tomas guerrilleras, secuestros e intenciones de tomarse el poder a sangre y fuego, pero esto viene a colación porque es precisamente en esta Fuerza de Tarea en donde surgió el grito: ¡ajúa!.

El grito, aullido o alarido siempre ha acompañado al ser humano. Es uno de los instintos más primitivos, bien sea ante el dolor, para hacerlo más llevadero, o bien como defensa ante el peligro, una reacción inconsciente.

Así mismo, como acción consciente en la que se descarga la tensión acumulada para quedar en una sensación de bienestar y relajación.

En un plano negativo, el grito puede ser una forma de intimidación para mostrar una tiranía emocional sobre alguien. En un sentido psicológico positivo, el grito es fuente de entusiasmo, espíritu de cuerpo y motivación. Lo importante de todo esto es utilizar el grito para nuestro beneficio, y para ello se puede recordar a los indígenas de las tribus norteamericanas, que utilizaban los gritos de guerra, llamados japapeo, para atemorizar a sus enemigos.

Por su parte la interjección española “olé” es un auténtico grito de guerra. En cuanto la invasión a Normandía (Francia), los paracaidistas gritaban ¡Gerónimo!, el nombre de un jefe indio, para eliminar el miedo, motivados por su leyenda heroica.

En muchos países del mundo, los militares animan su espíritu con lemas, gritos, cantos y oraciones para fortalecer intangibles del poder de combate. Es así como nació el grito de guerra o batalla que generalmente se hace en forma gutural (con la garganta), usado como una expresión de mística para dar respuesta a un saludo verbal o una manifestación de entusiasmo. En Estados Unidos, los marines

responden a este saludo con la expresión oorah!, mientras que los soldados del ejército responden con hooah!, y los marineos de la navaln con la expresión hooyah!

En Colombia, el ¡ajúa! Es una derivación en español de hooah! Es el grito de guerra, batalla o armas, que representa a los héroes de la patria, como respuesta de júbilo que motiva a los hombres y mujeres a sentirse orgullosos de su Ejército Naciona; como distintivo, es un conector directo entre los comandantes y sus tropas; como acróstico significa: abnegación, justicia, unión, arrojo.

Lo mismo ocurre con las unidades especiales de entrenamiento y de combate, que responden a consignas como: ¡lancero!, ¡paracaidista!, ¡comado! Y otros, al lado de sus símbolos y un glorioso legado bicentenario.

General (RA) Reynaldo Castellanos,Excomandante del Ejército… El Tiempo, julio 2020

Visto 80 veces Modificado por última vez en Miércoles, 22 Julio 2020 15:13