26 lineas

Miércoles, 13 Noviembre 2019 12:16

La ética no se impone Destacado

La ética no se impone Foto Cortesía

“La ética no se puede imponer por ley. Las leyes nos las imponen desde afuera, necesitan la coacción de policías, jueces y vigilantes; la ética no, por cuanto es un compromiso con uno mismo; de modo que, en términos gruesos, uno es ético porque le da la gana. En síntesis, la ética es un ejercicio de la libertad.

Sea el médico, el abogado, el ingeniero o el periodista, ninguno puede ser obligado por ley a ser ético. La ley ya tiene suficiente con velar para que estos profesionales no roben o engañen. A la ley le toca urgir la implosión del edificio mal construido o la captura del médico estafador o violador, o seguirle los pasos al cartel de las togas o enjuiciar al cura violador o al periodista calumniador o estafador. Esos no son asuntos de ética, sino del código penal y de los encargados de aplicarlo para bien y tranquilidad de la sociedad.

Si la ley y sus agentes tienen que hacerse cargo de los corruptos, violadores y asesinos e impedir que le hagan mal a la sociedad, la ética se hace cargo de los honestos para que no se duerman sobre los laureles de su bondad y se mantengan activos, apasionadamente activos, en la realización de potencial humano.

No basta, en efecto, que la gente sea buena, su obligación es ser mejor. Con esto quiero decir que en cada ser humano hay un posible que debe desarrollar y que la ética cumple la función de urgir esa realización de la parte posible de cada ser humano; y lo hace: 1-cuando crea insatisfacción por lo que se es;2- cuando abre los ojos y estimula la avidez por lo que uno debe ser, que es ese ser posible que alienta y vive en todo humano.

La ética, por lo tanto, es fuente de insatisfacción por lo que es, por cuanto crea la convicción de que todas las realidades pueden y deben ser mejoradas.

Se podría reducir todo este problema a una proposición simple: los mandamientos y los códigos penales ordenan a los humanos no hacer daño; así que actúa bajo el imperativo del no: no matarás, no robarás, no calumniarás, no mentirás.

Cuando los códigos de ética están hechos en modo no, concluyó que sus redactores son legisladores extraviados en los terrenos de la ética.

La ética siempre está en modo sí, porque lo suyo estrazar y acompañar por las vías que conducen a la excelencia.

¿Qué cuál es el rol de la ética, entendida así, en la Colombia de hoy? Demostrar que, a pesar de todo, los colombianos pueden ser excelentes como personas y como profesionales.

Esa parte de nuestro ADN que nos lleva a querer resolverlo todo con leyes, o sea, con la presión externa de aparatos jurídicos y policiales, revela que entre los componentes de nuestra cultura y modo de ser hay uno muy claro de sumisión, de esclavos. Necesitamos catálogos de prohibiciones y de reglas como parte esencial de nuestra organización social y política; estas son las herraduras de hierro que necesita nuestra sociedad para avanzar. La ética, por lo contrario, al hacer de cada persona su propio legislador, activa su potencial de libertad y, en vez de reglamentos y normas, propone modelos de vida ideal y deseable.

Javier Darío Restrepo.... Generación, Octubre 2019

Visto 157 veces Modificado por última vez en Miércoles, 13 Noviembre 2019 12:22
Más en esta categoría: « Sobre no robar Suenan cacerolas »